CÓMO ALARGAR UN VESTIDO DE VERANO

Una de las cosas que más cuesta del fin del verano es la de tener que decir adiós a los looks playeros que tan cómodos nos han resultado. Y no es que durante el año no vayamos cómodas, pero la facilidad con la que nos vestimos en verano no se repite en ningún otro momento, porque la sensación de colocarte cualquier vestido encima y salir a la calle es ideal.

Por ello, os propongo una solución; la de alargar el uso de parte de los vestidos de las vacaciones, con una blazer informal encima y cambiando el capazo de paja por un bolso más formal; ¿fácil verdad? ¡pues aquí os pongo un ejemplo!

El vestido del look de hoy es de esos de punto super sencillos de Zara, bastante resultón y que no se arruga en absoluto, aunque tiene una pega y es que marca bastante. Aún así me gusta y lo llevo a menudo. En esta ocasión lo he combinado con una americana también de punto súper elástica y unas cuñas con pedrería. Me parece un look perfecto para la oficina a la vez que muy comfy, que ya tendremos tiempo de volver a los jeans y a los pantalones apretados…

La blazer no tiene nada de particular, pero al tener el toque navy y el tejido tipo sudadera hace que pierda bastante la formalidad de sus lineas y que podamos usarla con diferentes estilos. Valdría con unos jeans, un pantalón de vestir o una falda.

La sandalia es una monada, ¿o no?, pero es muy sencilla (en cuanto a calidad) y se nota, así que no sé si sirve para aguantar todo el día fuera de casa, sinceramente. A medida que vaya refrescando más por las mañanas podemos cambiar las cuñas por unas bailarinas o incluso por un botín, ¿por qué no? Se trata de no tener la mayoría de la ropa clasificada solo en una temporada, sino poder “estirarla” al máximo para tener el mínimo de trabajo en el cambio de temporada, además de aprovechar muchísimo más la ropa.

Y por último, los complementos. El toque final, la guinda del pastel de cualquier look. Los pendientes claramente aportan un poco de color y brillo a tanto negro y hacen de hilo conductor de la chaqueta (al tener los tonos azulados). No recuerdo dónde los compré porque tienen tiempo, pero estaban en el cajón donde guardo mi pequeña colección y os animo a ir, poco a poco, haciendo la vuestra. Me suelen gustar este tipo de pendientes de fantasía precisamente combinados con estilismos sobrios, imagino que es algo muy propio de mi estilo y que no a todo el mundo le tiene que gustar, pero sí os invito a que exploréis qué tipo de pendientes van con vosotras y son el complemento perfecto a vuestra ropa. Ya os adelanto que no hace falta hacer una gran inversión, la mayoría de pendientes que me compro cuestan entre 5 y 10€, totalmente asequible 😉

¿Qué os parece el look de hoy? ¿Os animáis a hacer algo parecido con alguno de vuestros vestidos de este verano? ¡Feliz semana!

IMG_1832 IMG_1798 IMG_1807 IMG_1824 IMG_1816 IMG_1856 IMG_1871 IMG_1944 IMG_2072 IMG_1949 IMG_1956 IMG_1969 IMG_1980 IMG_1836 IMG_1845 IMG_2662

Pendientes (?), gafas Massimo Dutti, americana (similar en otro color), vestido Zara (similar), bolso Furla, cuñas Stradivarius

No Comments

Post a Comment