OUTLET BLUE DRESS

¡Hola! Empezamos la semana con este look tan poco otoñal, pero que me apetecía muchísimo enseñaros antes de pasarnos a los estilismos de la nueva temporada. Se trata del outfit que elegí para una celebración familiar que tuvimos a finales del verano, en la que me apetecía vestir con alguna prenda especial más festiva, pero a la vez sintiéndome muy “yo” respetando al 100% mi estilo.

No me convencía el hecho de rescatar y repetir con algo que ya tuviera en el armario, así que decidí irme de shopping para dar con el vestido ideal. Cuando quiero una pieza de calidad para ocasiones más formales tengo mis tres o cuatro marcas que nunca fallan y una de ellas es Ted Baker, con una estética muy marcada en la que predominan las líneas muy femeninas, los estampados floreados y los tejidos trabajados. Eso sí, esta calidad tiene un precio y a menudo los precios se disparan, más si voy buscando una pieza para un único día y no como fondo de armario. Es entonces cuando la mejor opción es ir al outlet de la firma en La Roca Village; los descuentos son importantes, sobre el 50%, por lo que resulta bastante más accesible y las colecciones no son de hace mil temporadas, sino de la temporada anterior, porque todo se ve actual y nada desfasado. Lo que más me cuesta es decidirme una vez entro en la tienda, porque realmente me lo llevaría todo.

Finalmente, me decidí por este vestido azul que a priori se ve muy simple y que no era el mejor candidato en la percha, pero que una vez puesto me conquistó por lo comodísimo que resulta y lo muchísimo que favorece; entallado en la cintura y potenciando las líneas femeninas con el escote en V y la falda con un ligero vuelo. El color un básico y clásico azul marino, en un tejido muy muy trabajado que en directo se veía espectacular. La verdad es que en las fotos no luce ni la mitad, una pena. Sacamos unas cuantas a todo correr antes de la cena y entre las prisas y que estaba oscureciendo no se ven todo lo bien que me gustaría, pero espero que se vea el concepto.

El resto del look lo completé con cosas que ya tenía en el armario y que son tipo comodín. No sé exactamente el tiempo que hace que tengo esta chaqueta de Purificación García, pero creo unos diez años y está impecable; prueba de que la ropa de calidad, si la cuidamos, nos puede durar eternamente, jejejeje. Las sandalias las tengo de un evento anterior y aún y siendo bastante altas son acolchadas y puedo aguantar con ellas toda una noche sin problema. Y los pendientes, ¿qué os parecen? A mí me encantan y su precio más 😉 tengo una pequeña colección de bisutería de fantasía que he ido comprando muy muy económica que me van fenomenal para dar un toque festivo a mis looks. Igual un día hago un post especial sobre ello, porque me parece que hace la diferencia en el resultado final.

Y por último el bolso, una monada, que también compré en el outlet a principios de verano y que he llevado todos estos meses muy muy a gusto, tanto en estilismos más arreglados como en mi día a día; me encanta su diseño y el color nude que tan bien combina con mis prendas.

Pues ya veis que podemos conseguir un resultado espectacular sin gastarnos un dineral, ¿os gusta?¡Espero que os haya dado ideas! Igual pensando en Navidades, que ya sé que queda mucho, y tampoco tenemos muy claro cómo y con quién podremos celebrar, pero espero que de algún modo podamos disfrutar igual o más que otros años.

 

Pendientes Sfera, chaqueta Purificación García (súper old), vestido Ted Baker (similar), bolso Ted Baker (similar), sandalia Menbur

 

BODY ASIMÉTRICO CON MAXI LAZO

¿Qué tal? ¿Cómo han ido vuestras vacaciones? ¿Cómo ha sido la primera semana de cole?

A nosotros las vacaciones nos ha sentado mejor que nunca y las hemos disfrutado muchísimo (aunque ya casi ni nos acordemos, jejejeje). Después del final de curso tan complicado que vivimos era muy necesario desconectar, estar en contacto con la naturaleza y recargar pilas. El lunes empezamos las clases con ganas y energía, pero a medida que ha ido avanzando la semana se nos ha hecho más cuesta arriba y llegamos al viernes agotados y con la sensación de no haber llegado a nada, así que tocará revisar rutinas y organizarnos mejor para la próxima.

Aunque de lo que sí estoy muy contenta es de haber conseguido, al fin, escribir este post en una mini siesta del peque. Es un look que tengo guardado desde hace días, y que espero que os guste tantísimo como a mí.

Se trata de una de las combinaciones que más me ha funcionado este verano. Lo curioso es que el primer día me lo puse como lo veis, con estas dos prendas y este zapato y después, las veces que he repetido, no he hecho ninguna variación. Me ha gustado tanto y me he sentido tan bien, que no me ha apetecido complicarme. El top lo compré online con dudas porque no tenía claro que me favoreciera y me sorprendió especialmente; sienta de maravilla y recoge la cintura muchísimo. El hecho de que sea asimétrico le da un toque más sofisticado a los looks, por lo que si lo quieres usar para un evento o una ocasión especial es perfecto. El pantalón al ser tipo culotte queda bastante ancho en toda la pierna, así que siempre recomiendo usarlo con un poco de tacón o cuña para estilizar. El tejido no es fresquísimo, así que bien para llevarlo de noche, pero ojo en elegirlo para el día porque es caluroso. Eso sí, de cara a otoño pienso que voy a seguir usándolo combinado con una blusa blanca o algún jersey negro de manga larga.

La sandalia es de lo poco que me he comprado en cuanto a calzado este verano y ha sido una buenísima compra. Desde el minuto uno me ha resultado cómoda, sin rozaduras ni nada. Una opción ideal para las noches de verano. Por último el bolso, ya sabéis que este modelo de Furla me funciona muy bien y el color combina con todo, más fácil imposible. Últimamente no me estoy comprando bolsos, sino que he donado o vendido varios, puesto que me doy cuenta que siempre termino usando los mismos, aquellos que me van bien para mi estilo de vida y, realmente, cuanta menos cosa más sensación de calma ;). Pensándolo bien, sólo me he comprado un bolso en lo que va de año, uno que me pareció monismo y no me pude resistir pero que además me ha venido genial para las cenas que hemos tenido este verano, así que, una vez más, ¡buena compra! (os lo enseñaré en el próximo post)

¡Ah, y me queda la diadema! Un complemento con el que no podría vivir. Me he acostumbrado muchísimo a ellas y cuando siento que a mis looks les falta algún pequeño detalle elijo alguna. También van ideales si no os queréis arreglar demasiado el pelo. Yo este verano me he hecho la Keratina para dedicarle menos tiempo y con el secador me queda como veis en las fotos, pero la parte frontal no me queda tan bien acabada y con la humedad va quedando más encrespado al ratito, por lo que la diadema es la mejor opción para no tener que estar pendiente y evitar la plancha.

¿Qué os parece el look? ¿Os gusta? ¿Sois de usar bodys? Si no recuerdo mal es el primero que tengo, pero no va a ser el último porque me siento infinitamente cómoda, repito seguro ¡Besos y feliz comienzo de curso!

 

 

Diadema trenzada Stradivarius, top Pull & Bear, culotte Stradivarius, zapato Vidorreta, bolso Furla (similar)

BABYDOLL

¡Hola! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo estáis llevando tanto calor y estos días de sol espectaculares?

Hoy vengo con un look ideal para estas temperaturas tan altas que estamos teniendo, con un vestido comodísimo de una tela súper fina y agradable para no agobiarse lo más mínimo. Las que me seguís en Instagram (@tairedondo.asesoradeimagen) ya lo vistes hace unos días cuando lo colgué y os contaba que fue mi elección para la noche de Verbena de San Juan. Había pasado todo el día de un lado para otro haciendo un montón de recados y llegué asfixiada a casa, nos hicimos ducha rápida antes de marcharnos y a mí solo me apetecía salir en traje de baño a la calle, jajajaja. Así que estrené este vestido que os enseño hoy, comprado inicialmente pensando en usar para dar un paseo por la tarde e incluso para ir a la playa, pero que acabé usando para la noche.

La estética babydoll del vestido es muy favorecedora para las que tenemos una silueta del tipo triangular o reloj de arena y al ser tan corto y dejar las piernas al aire compensa su holgura y estiliza ligeramente. Eso sí, no es un vestido que recomendaría a una triangular invertido, por la manga farol que tiene; pero hay muchas más opciones en tienda sin mangas o con manga caída, ideales. Ah, ya aviso que si os decantáis por este vestido, o uno del estilo que sea mini, uséis ropa interior tipo culotte para evitar situaciones incómodas si sopla un poco de viento 😉

Para un look de diario combinaré este vestido con una sandalia plana o incluso con una chancla y con un buen sombrero, pero para la noche elegí una cuña alta con plataforma en azul marino haciendo juego con uno de los muchos tonos de las flores de la tela. Y hablando de estampados, y concretamente de estampados floreados, últimamente necesito más que nunca flores, color y brillo. Si habitualmente me decanto más por tonos pastel y más bien suaves, ahora busco más notas de color y estampados alegres y el de este vestido lo tiene todo, además de ser en mi gama, la fría; algo indispensable para llevarme una prenda a casa. Cuando usamos una prenda tan marcada y con un escote cerrado que nos queda tan cerca del rostro sí o sí debemos asegurarnos que es en nuestros colores, así evitaremos que nos modifique el tono de piel y nos apague; la buena noticia es que la mayoría de firmas acostumbran a hacer una misma prenda en varios tonos, por eso siempre es recomendable revisar las opciones y elegir la que más nos convenga. En el caso del vestido del look de hoy también lo tenéis en un estampado floreado en tonos salmón, coral y verde hoja, ideal para las cálidas ¡En este caso tenemos para todas! ¡Y lo mejor es que ahora están rebajados!

¿También tiráis de mucho vestido en verano?¿Tenéis claro qué formas debe tener en base a vuestra silueta? Si os surge alguna duda, preguntadme sin problema, ¡Besos!

Vestido Stradivarius, cuña L.K.Bennett (similar), bolso Furla (old), tejana Purificación García (súper old)

MI LOOK DE PASCUA EN CONFINAMIENTO

Hoy vengo con un look que me encanta, el que llevé para celebrar el lunes de Pascua en casa. Sé que ya han pasado unos cuantos días; pero por aquí, como imagino que pasa en la mayoría de casas, nos organizamos cómo podemos y hasta este fin de semana me ha sido imposible preparar este post, ¡qué le vamos a hacer!

Me apetecía vestirme de un modo más especial, sin olvidar que entonces no podíamos salir a la calle y que iba a estar jugando todo el día con los peques, por lo que la comodidad era un punto muy importante.

Elegí un pantalón muy muy sencillo, tan básico que aún no me lo había puesto nunca y lo encontré haciendo orden en el armario, ¡con la etiqueta puesta! (las que me seguís en Instagram ya sabéis que estos días he estado a tope poniendo orden). Es un pantalón muy ligero y fresco, que al ir pinzado y con goma en la cintura no es que favorezca mucho, pero es cómodo y al ser en un rosa nude me parece resultón. Lo combiné con una camisa que también estaba sin estrenar, de hace igual un par de temporadas. Es una monería de camisa con el detalle del plumetti y los volantes. Hasta aquí un look normalísimo sin mucha gracia, al que al añadirle el taconazo y la diadema espectacular de Lucia Be, gana muchísimo.

En realidad la diadema es la protagonista del outfit, sin duda. Estaba esperando una ocasión especial como una cena, una fiesta, un evento… para estrenarla, pero viendo el panorama decidí que cualquier ocasión es buena para levantar el ánimo y venirse arriba. Es algo que hago muy a menudo, buscar elementos de los looks que me hagan poner de buen humor, con los que me vea más favorecida, más guapa y que, en definitiva, suban mi autoestima; algo muy muy necesario en estos días que, seguro, hemos tenido algún que otro bajón.

Vestirse pensando en los demás, en los que nos van a ver (con la idea de causar buena impresión, ir acorde al evento o reunión) está bien; pero nunca, nunca, nunca debemos olvidar que lo mejor de todo es vestirse para UNA MISMA, para gustarnos a nosotras mismas y querernos mucho. Por eso, aunque esté en casa procuro encontrar ese ratito para mí; para hacer ejercicio, para ponerme mis cremas, darme un poco de color y pensar en cómo me apetece vestirme. Los complementos, en estos momentos (en los que pasamos tantísimas horas en casa) aún juegan un papel más importante que de costumbre, puesto que pudiendo ir con un look muy desenfadado con un pendiente bonito o un collar le podemos dar mucha más vidilla ¡Y las diademas! Os recomiendo muchísimo que os animéis a utilizarlas,  estoy segura de que os encantará el resultado. De verdad que un look con una gana muchísimo; y no tiene porque ser nada sofisticada si no os apetece, puede ser en una tela de algodón lisa, en un cuadro Vichy (muy de moda) o incluso en tejido tipo rafia ¿Os he convencido? jejejeje ¿Os gustaría un post especial de diademas y de cómo elegir las más adecuadas para cada tipología de color y morfología? ¡Pienso que puede ser un buen tema para un próximo post! ¡Besos!

 

 

Diadema Lucia Be, camisa (muy parecida en otro color) y pantalón Zara, zapato L.K.Bennett

LOS INDISPENSABLES DE MI PEQUEÑA RUTINA DE MAQUILLAJE

¡Cuánto tiempo sin escribir un post de belleza!… y no será porque no haya probado nada nuevo últimamente y no tenga recomendaciones interesantes. Lo de siempre, el tiempo. Pero ahora las cosas han cambiado y parece que, después de unas semanas de adaptación, ya nos vamos organizando mejor y puedo encontrar ratitos para mí en este confinamiento. Y poniendo orden en las fotos he dado con unas del pasado verano, sí sí, las hice en agosto y nunca llegué a publicarlas. El caso es que son las fotos de unos productos de maquillaje que compré entonces y me encantaron, y desde ese momento no los he dejado de usar. Se han convertido en indispensables de mi pequeña rutina de maquillaje por el resultado tan bonito que consigo y por lo fáciles que resultan de aplicar. Así que me apetece muchísimo recomendarooslos, porque igual cuando todo esto acabe y podamos salir a celebrarlo, queréis darle un toque de luz y brillo a vuestro rostro 😉

Luz y brillo es lo que aportan y lo que más me encanta. Estaba cansada del maquillaje tan mate y neutro que estaba usando y quería simplificar el paso a paso para dedicar el mínimo tiempo posible a mi rutina de belleza, pero que este mínimo dedicado tuviera un resultado de diez, y lo conseguí.

Los productos son de la marca Too faced, que no conocía entonces y que ahora me tiene enganchadísima; se ha convertido en una de mis favoritas.  Un colorete, un iluminador, una sombra de ojos y un brillo de labios son los productos que os enseño, que habría que completar con algún que otro producto más básico.

Por lo que a la rutina de belleza sería: Primero aplicar una base de maquillaje, después un corrector/iluminador de ojera y un poco de polvo matificante. A continuación aplicar la sombra de Too Faced. Se hace mediante un pincel tipo esponja (aplicador que ya va en el envase) por lo que es rapidísimo y no necesitas tener ninguna noción de maquillaje. El tono es muy natural, pero como veis con brilli brilli muy favorecedor. A continuación vendría el delineado del ojo y la máscara de pestañas. Después aplicar el colorete con una brocha gruesa en la mejilla y el iluminador encima del pómulo, en la nariz y encima del arco del labio. Por último un poco de brillo en los labios. Este brillo me parece brutal; el tono es tornasolado y tira a rosado con destellos, favorece muchísimo.

¿Tiempo total del maquillaje? 5 minutos como máximo, ¿quién no tiene este tiempo para dedicarse? Y el resultado ya lo veis, es verdad que estaba más morena porque las fotos son de finales de verano, pero es el maquillaje que llevo desde entonces todos los días y me super encanta, además de que si nos vamos de fin de semana me entra todo en un mini neceser, he simplificado mucho en cuanto a productos y pasos.

Ya estoy bastante a las últimas de la mayoría de mis productos de maquillaje, pero mientras siga el confinamiento me apañaré con lo que tengo y si alguna cosita se me acaba pues la sustituiré por algún producto que tenga “antiguo”, no pasa nada; aunque también os digo que en cuanto podamos salir a comprar, una de las cosas que más más me apetece hacer es ir a comprar maquillaje, ¡¡me mueeeeero de ganas!! Me apetece comprar algún tono de sombras más flúor, también un colorete más subido para ocasiones especiales y quizá algún labial fucsia para días puntuales … de momento me conformo con ir creando una pequeña wish list, ¿alguna más igual? ¡Besos!

IMG_0684 IMG_0668 IMG_0671 IMG_0656 IMG_0652 IMG_0662 IMG_0657 IMG_0658 IMG_0661 IMG_0663 IMG_0664 IMG_0673 IMG_0775 IMG_0758 IMG_0800 IMG_0802 IMG_0654

Sombra de ojos Crystal Whips (tono Totally Whipped), Sweethearts perfect flush blush trío de colorete (tono peach beach), Love light Iluminador (tono Ray of Light), brocha para iluminador Diamond Light Highlighting Brush, brillo de labios High-Shine Sparkling Lip Gloss (tono Raisin The Roof), todo de Too Faced

PROBANDO, PROBANDO

¿Cómo estáis? Espero que vosotras, vuestra familia y amigos estéis bien y con salud, lo mas importante en estos momentos.

Hasta ahora no me ha apetecido pasarme por aquí, pero poquito a poco nos vamos haciendo más a la situación y en vista de que debemos quedarnos en casa por bastante tiempo, vamos a tratar de animarnos y pensar en cosas bonitas y que nos motiven, así que en mi caso trataré de retomar mis post por el blog y alguna propuesta de look en mi cuenta de instagram (@tairedondo.asesoradeimagen).

Este outfit tan bonito me lo puse ya hace unas semanas y no había tenido tiempo de enseñároslo por aquí.  Organizándome el blog y los posts pensé que era el look ideal para recibir como se merece la primavera, pero con la situación que estamos viviendo cambiaron los planes por completo. Pero bueno, aquí estoy con este estilismo tan dulce y floreado que espero que aporte un poco de color y alegría a los días que estamos viviendo.

El outfit es el resultado de la mezcla de prendas que habitualmente no suelo llevar; ya que no soy de botas altas, ni tampoco de faldas largas, ni de estampados vistosos, y seguramente por eso me guste tanto, por ser tan diferente.

Algo que aconsejo muchísimo es dedicar, de vez en cuando, un ratito a rebuscar en el armario y hacer combinaciones diferentes de las que hacemos habitualmente. Probar ropa que tenemos olvidada, prendas que están aún con la etiqueta no sabemos muy bien por qué, piezas que nos han regalado… salirse de “lo de siempre” y probar, y aunque probar no siempre es sinónimo de acertar, por suerte en moda las consecuencias no son nada graves, tan simple como no repetir si no te ha gustado el resultado 😉

Así que si estáis dedicando estos días a ordenar vuestro armario igual es un buen momento para revisar qué tenéis, pero con una mirada más abierta y una actitud más curiosa, porque puede que os sorprendáis y deis con look original que os encante y os anime el día.

Y sé que puede sonar superficial y que no todas lo necesitéis, pero en estos momentos complicados es cuando más me apetece cuidarme; no solo con la alimentación y el ejercicio, también con una buena lectura, con un ambiente acogedor en casa y algún mimo para mi cuerpo. No es que me arregle como si fuera a salir, pero sí procuro llevar el pelo bien peinado, voy ligeramente maquillada y elijo looks cómodos, pero evitando el pijama y prendas feas; no por nadie, por mí, porque me hace estar mejor, más positiva y alegre, así que trato de mantenerlo.

Cada una que haga lo que sienta que es mejor para ella, pero si estáis con ánimos es un buen momento para rebuscar en el armario ¿Quién se atreve a probar con un estilo diferente? ¡Deseo que lo disfrutéis y os encante el resultado! ¡Besos!

IMG_5458IMG_5307 IMG_5324IMG_5334 IMG_5225IMG_5412 IMG_5344 IMG_5348 IMG_5411 IMG_5353 IMG_5378 IMG_5558IMG_5583 IMG_5504IMG_5800

Diadema Stradivarius, collar Massimo Dutti (otro tamaño), jersey, falda y botas Zara, bolso Pedro del Hierro (old) y abrigo Massimo Dutti (old)

SLOUCHY

Llevaba tiempo detrás de unos slouchy que sentaran más o menos bien y hace un par de meses di con unos bastante correctos. No es que sienten maravillosamente bien, pero me veo ligeramente más favorecida que con el resto que me he probado así que, por el momento, me valen.

Llamamos pantalón “slouchy” a aquel pantalón de cintura alta de efecto bombacho en las caderas y que se ajusta de nuevo al tobillo y, últimamente, es una de las prendas mas de tendencia. Reconozco que tienen su rollo y que a las chicas con piernas largas y poca curva les quedan súper estilosos, pero las de estatura media y formas redondeadas tenemos muchas otras opciones que nos quedan mejor, la verdad. Aún así, lo de ir a la moda es muy tentador y, a veces, de tanto ver una prenda en los escaparates no nos podemos aguantar y nos lo queremos poner igual. Cómo me pasó a mí, ¡empeñada en tener unos! Si también os apetece haceros con unos, aquí va una pequeña lista de consejos para que cuando los elijáis os veáis el máximo favorecidas, son cositas muy sutiles, pero os aseguro que hacen la diferencia:

Lo primero de todo, hay que tener en cuenta que al ser un modelo ancho, probablemente podáis utilizar una talla menos de la vuestra habitual, o incluso dos. Hay que probar varias tallas para asegurarse. Yo me quedé una menos y siguen quedándome anchos, por lo que no me habría ido mal otra más pequeña.

Cuando los combinéis, utilizad prendas superiores no muy gruesas para poder meter por dentro del pantalón y así conseguir el efecto visual de cintura más alta y, por lo tanto, piernas más largas.

Por último, este tipo de pantalón, al darnos más volumen en la pierna del real, nos ensancha y acorta; así que nos vendrá genial contrarestar con un zapato que tenga tacón y que esté acabado en punta. Pero si habéis decidido usarlos en un look mas comfy y queréis optar por un zapato plano, un buen truco es el de elegirlo en el mismo tono o similar al pantalón, así evitamos un corte entre ambos elementos, consiguiendo dibujar una línea vertical que hace que nuestras piernas se perciban más largas.

Ah, se me olvidaba, los “slouchy” se llevan con el bajo doblado, enseñando un poco (o un mucho, dependiendo del frío que haga, jajaja) el tobillo.

Y a continuación os dejo el look. Es una combinación básica, tanto para diario como para el fin de semana, puesto que es el zapato el que nos marcará la ocasión. Para enseñaros el efecto con cada opción, veréis el mismo look combinado primero con un zapato de tacón nude y después con una deportiva gris. Me los puse con una camiseta sport y con la famosa chaqueta de tweed con estampado pata de gallo, ¿qué os parece? ¿Os habéis animado con unos slouchy? Si alguna de vosotras ha dado con uno que siente muy muy bien, que lo comparta, por favor, que una es muy insistente y no estoy dispuesta a tirar la toalla; ¡estoy segura que daré con unos que favorezcan un poco más! ¡Besos!

IMG_4584 IMG_4473 IMG_4576 IMG_4594 IMG_4582 IMG_4635 IMG_4658IMG_4697 IMG_4778 IMG_4782 IMG_4792 IMG_4811 IMG_4869 IMG_4873 IMG_4878 IMG_4903 IMG_4908 IMG_4921 IMG_4922 IMG_5654

Chaqueta, camiseta y pantalones Zara (en otro color), bolso Furla, zapato tacón Uterqüe, zapatilla deportiva Adidas

LISTA DE DESEOS

Justito justito publico el post de hoy para que dé tiempo a los Reyes Magos a coger ideas. Me hubiera encantado tenerlo antes, pero no ha podido ser. De todos modos, puede que os falte alguna idea para alguien o incluso que os apetezca haceros un autoregalo y aún no se os haya ocurrido el qué… pero si tenéis todos los paquetitos listos, también podéis guardaros alguna de mis propuestas para más adelante, como por ejemplo para un cumpleaños.

Sea como sea, aquí va mi propuesta de regalos. Hay un poco de todo, aunque en general se trata de cosas prácticas que siempre vienen bien. Por decirlo claramente, no soy partidaria de regalos demasiado originales, sino de básicos que todos necesitamos habitualmente.

Un indispensable en navidades es la sección “beauty”. Es verdad que durante el año voy reponiendo la cosmética y el maquillaje, pero es en estas fechas que me apetece renovar aprovechando las promociones de black friday, las ediciones especiales o los packs. Hacía tiempo que le tenía ganas a la cosmética de freshly cosmetics e hice un pedido con varios de sus productos; Papá Noel me los dejó debajo el árbol y todos me están encantando. El producto que más me ha gustado es el gel limpiador (Rose Quartz Facial Cleanser), aunque el contorno y la crema, por ahora, tienen más que el aprobado.

En cuanto a maquillaje, tengo pendiente un post con mis productos top de estos últimos meses, pero hago un paréntesis con este especial de navidad de la marca Too faced, mi preferida últimamente, con un packaging precioso de temática pan de jengibre. Todo queda brutal, las sombras de purpurina me chiflan y huele que te mueres. Súper súper recomendable.

Otra de mis recomendaciones, que me parece un detalle ideal para regalar o autoregalarse es cualquiera de los accesorios o complementos de Lucia Be. Lo difícil es elegir sólo alguna de las cositas tan bonitas que tienen, me costó decidirme. Está cuidado hasta el último detalle y los mensajes que acompañan las piezas son geniales. La diadema de flores rosa es, para mí, la pieza estrella; aún no me la he puesto, pero seguro que le dará el toque ideal a alguno de mis looks. Y, ¿qué me decís del anillo “bonica”?, un buen adjetivo para recordarse a una misma.

¿Queréis más ideas? Pues algo de ropa, como un jersey con un toque de “brilli brilli”; ropa para hacer deporte, un pijama o una diadema para desmaquillarse de Miin cosmetics, muy muy práctica y un detalle cuqui para regalar.  Algo de tecnologíua también puede ser un acierto, aunque en mi caso no es algo en lo que me fije demasiado, pero debo reconocer que desde hace unas semanas voy com móvil nuevo y las fotos que salen (no teniendo ni idea) son notablemente mejores, así que estoy contentísima.

Y si lo que queréis es hacer un regalo un poco diferente, algo que no sea material, pero que sea de utilidad podéis regalar una experirencia. Hay de muchas temáticas y todo dependerá de los gustos de la persona a la que queráis sorprender. En este caso yo os propongo cualquiera de mis servicios de Asesoría de Imagen y Personal Shopper; desde una ruta de compras personalizada a una sesión de organización de armario y creación de looks; con empaquetado especial. Un buen regalo, sin duda.

Y hasta aquí mi selección, espero que os haya gustado y haberos dado ideas ¡Que tengáis un feliz día de Reyes!

IMG_5095 IMG_5030 IMG_5029 IMG_5028 IMG_5097 IMG_5034 IMG_5017 IMG_4952IMG_5045 IMG_5090 IMG_5056 IMG_5039 IMG_5080 IMG_5031 IMG_5019 IMG_5025 IMG_5001

Sudadera y zapatillas Nike, jersey rosa Zara, pijama Oysho, cinta elástica Miin cosmetics; pendientes, colgante y anillo Lucia Be, crema facial Freshly cosmetics, parches de hidrogel Miin cosmetics, iphone, caja regalo Tai Redondo; gel limpiador Rose Quartz Facial Cleanser, body oil y contorno de ojos de Freshly. Diadema Lucia Be, máscara de pestañas Too faced, iluminador Identy beauty, pinceles Zoeva, set de maquillaje Too faced

DE BODA SINTIÉNDOTE TU MISMA

Parece que todas tenemos más o menos controlado qué ponernos en nuestro día a día. Tenemos algunos conjuntos ya seleccionados que repetimos sin problema, con los que nos sentimos cómodas para ir al trabajo, además de otros para el fin de semana, con sus accesorios y complementos elegidos… y todo fluye; pero de repente nos invitan a una boda y saltan las alarmas: ¡socorro!¡tengo que pensar en qué me voy a poner! y empiezan todas las dudas al respecto; ¿se me verá demasiado informal?¿o puede que excesivamente arreglada? ¿utilizo algo de lo que ya tengo en casa o me compro todo nuevo? ¿Vestido, falda, pantalón? Y así hasta que le hemos dado mil vueltas.

Y entonces llega el momento de calmarse y empezar por el principio, como siempre. Así que teniendo en cuenta el tipo de boda y dónde se celebra lo mejor es buscar en el armario si hay algo que nos apetezca “reciclar”, puede que sea un zapato muy cómodo o un bolso, o alguna joyita. Toca probarlo y asegurar-nos de que realmente nos vale y nos gusta como sienta.

Y a partir de esta prenda o pieza podemos comenzar a “construir” el resto del estilismo. Y así es cómo yo empecé a pensar en qué llevaría a la boda de unos amigos. Tenía clarísimo que el look giraría en torno a una falda que estaba esperando su momento en el armario desde hace mas de un año. Se trata de una falda espectacular que me compré en Ted Baker el año pasado, porque me enamoré de ella y me pareció ideal para una boda que teníamos entonces. Pero en seguida me quedé embarazada y llegado el momento vi que no me quedaba, así que la guardé para otra ocasión. Al tratarse de una falda con cuerpo y vuelo, el resto de los elementos me parece que pueden ser mas neutros y ligeros, por ello la combiné con un body rosa a juego con las tonalidades de las flores y un pequeño bolso que compré con la  misma tela.

A la hora de elegir los zapatos estuve barajando varias opciones: sandalia fucsia, zapato rosa o nude, sandalia azul cielo… pero finalmente me decanté por esta sandalia en un color oro rosado que queda ideal con el detalle de la cremallera de la falda (también en oro rosa) y la cadena del bolso.

Y como detalle final la diadema. Últimamente se han convertido en un complemento muy recurrente para mí y me pareció la ocasión perfecta para usar esta a tope de “brilli brilli”. Eso sí, entonces tocaba ir mucho más discreta con el resto, para seguir sintiéndome yo misma y no verme demasiado recargada ni disfrazada, porque aunque una boda es una ocasión muy especial, no hay motivo para perder nuestra esencia ni para pasarnos a un estilo con el que no nos sintamos cómodas. La chaqueta le decidí en el último momento y aunque es muy neutra me gusta el toque “austero” que le da al estilismo.

Contadme, ¿alguna vez habéis ido a una boda pensando en que no respetabais vuestra esencia? ¿Sintiéndoos un poco disfrazadas e incómodas?

Por cierto, siento que las fotos están bastante movidas y borrosas, pero resultó complicado buscar un momentito para hacerlas yendo a la boda con los dos peques; un poco más y no nos da tiempo 🙁

IMG_2609 IMG_2600 IMG_2493 IMG_2406IMG_2489 IMG_2432 IMG_2486 IMG_2411 IMG_2595 IMG_2561 IMG_2617 IMG_2613 IMG_4188

Diadema Zara, blazer Zara (muy similar), body Even&Odd, falda Ted Baker (old), bolso Ted Baker (en otro color), sandalias Menbur

 

“SI VISTE DE ROSA LE SONREIRÁN MÁS A MENUDO”

Varias veces he comentado por aquí la importancia que tienen los colores que elegimos cada día al vestirnos; el cómo nos afectan en el estado de ánimo, a la vez que afectan al estado de ánimo de los que nos rodean y a la percepción que tendrán de nosotros, eso es así, está más que demostrado y hay muchísimos estudios y libros al respecto. Yo no domino el tema, en absoluto, pero sé lo más básico y me encanta aplicarlo en mi día a día y, por supuesto, invito a hacerlo a mis clientas.

Conozco lo más genérico, pero lo que es más importante, me conozco a mí misma sabiendo qué sensaciones me producen cada uno de los colores y procuro llenar el armario de aquellos que más me llenan de alegría, optimismo y vitalidad. El rosa es uno de los que más buenas vibraciones me da y por eso tengo tantísimas prendas en todos los tonos posibles de rosa, el caso es que hasta hace poquito no tenía muy claro el por qué, pero llegó a mí una entrevista genial que me lo dejó clarísimo.

Antes del verano mi padre me mandó el link a una entrevista de “La Contra” de La Vanguardia bajo el atrayente título”Si viste de rosa le sonreirán más a menudo”, con semejante título, ¿cómo no me la iba a leer?

Una entrevista genial, interesantísima, brutal que es recomiendo leer, así que os dejo el enlace por si os apetece, pero de verdad que merece la pena. En ella el entrevistado, Jean-Gabriel Causse: escritor y diseñador, especializado en la influencia de los colores; cuenta cómo los colores influyen tantísimo en nuestra actividad cerebral y además cómo las firmas lo utilizan a través del márketing. Aporta muchos datos curiosos, que te hacen pensar: Como que un entorno rojo nos hace percibir la temperatura ambiente 2 grados más alta y por ello se pone el doble de hielo en una Coca-cola que en una Pepsi ¿esto es verdad?, ¡qué fuerte!, o que en un entorno blanco hay un 10% menos de productividad. En fin, la entrevista es breve, pero contiene muchísimos datos  y anécdotas súper interesantes.

Habla de varios colores y de cómo y para qué se utilizan, pero entonces llega el momento esperado en que habla del rosa y dice: “El rosa es euforizante, cuando usted lo contempla se activan exactamente las mismas zonas de su cerebro que cuando se contemplan imágenes de felicidad”, aquí es cuando lo entiendo todo y le puedo poner un adjetivo a lo que siento. Pero el remate viene cuando le preguntan: “¿si visto de rosa…?” y el Sr. Causse contesta: “Le sonreirán más a menudo. Está estudiado, y también el efecto que provoca un entorno rosa en la actividad de los niños en las aulas de los jardines de infancia: sus dibujos son significativamente mucho más positivos”

Así que ya sabéis, ¡todas a vestir de rosa! jajaja, no, para nada solo faltaría; aunque yo lo seguiré haciendo, incluso ahora más y más consciente del efecto tan positivo que ejerce en mí, ¿Y a vosotras? ¿Os pasa lo mismo con algún otro color? Tengo muchísima curiosidad por saber si estos pequeños instantes de felicidad que siento cuando visto de rosa alguien los puede sentir vistiendo de azul, de amarillo, de negro… ¡Contadme!

¡Cuando visto de rosa el mundo me parece mucho más de color de rosa, así que aquí sigo llenando mi armario de muuuuuho rosa!

 IMG_3161 IMG_3117 IMG_3004 IMG_3146 IMG_2835 IMG_2860 IMG_3115 IMG_2944 IMG_3410 IMG_3193 IMG_3165 IMG_2800 IMG_3324 IMG_3298 u+xVFyahSQS3PC80pkKt5A_thumb_2e49
Diadema Stradivarius (muy similar), top Zara, chaqueta Zara, jeans Stradivarius, bolso Carolina Herrera, zapato Pedro del Hierro (en otro color)