LITTLE BLACK DRESS

¿Quién no tiene un vestido negro en el armario? Una prenda tan básica, pero que tantas veces nos saca de un apuro, ¿verdad?

Tener mínimo un LBD para invierno y uno para verano es casi obligado, imprescindible para un correcto fondo de armario; un comodín que no pasa de moda y que admite un montón de combinaciones y estilos.

El vestido que es enseño hoy me lo habré puesto 5 o 6 veces, no más, y tiene 4 años, aún así considero que fue una muy buena compra. Me lo compré estando embarazada, cuando buscaba prendas no muy ceñidas, que definieran sutilmente la silueta, pero después me ha seguido resultando práctico para ir cómoda un día de mucho trote o incluso en alguna ocasión más especial; dependiendo de como me lo ponga el resultado es totalmente diferente. La última vez que lo llevé fue el día de Navidad y me vino genial para uno de esos momentos: “¡socorro, no sé qué ponerme!”.

Cuanto más sencillo y simple sea un LBD más posibilidades tendremos de hacer con él diferentes looks. Si estáis pensando en aprovechar las rebajas para renovar alguno de los que tenéis, simplemente tened en cuenta la forma de vuestra silueta y buscad el más adecuado para esta.

Al igual que pasa con todas la prendas de nuestro armario, hay que buscar que el vestido aporte volumen allí dónde nos interese y disimule o quede más suelto dónde no queramos horizontalidad.

Siempre resulta más práctico explicarlo con un ejemplo: en mi caso no me interesa aportar  volumen a la zona de las caderas, así que buscaré que la falda sea recta o evasé (forma de A) evitando los volantes, bolsillos y tejidos gruesos en esta zona. Todo lo contrario me ocurre en la zona de los hombros, dónde me interesa aportar volumen y dirigir la mirada, por lo que cualquier detalle decorativo me viene siempre bien. En este caso tiene pedrería, pero funcionarían igual unas trabillas, botones, hombreras o manga farol.

Cómo veis es tan fácil cómo poner el foco en nuestro punto fuerte y no atraer la atención en aquello que no queremos potenciar, el resto lo hacen los complementos. Lo combiné con alguno de los regalos que me trajo ese mismo día Papá Noel: una biker de Mango (no tiene ni un mes, pero ya no sale en la web, así que no puedo poner el enlace :(), el Julia de Furla (no hay bolso más práctico) y el fular de Guess que me tanto me gusta por su colorido.

¿Cómo están vuestros LBD? ¿Necesitáis renovarlos? Ahora es un buen momento para comprar de nuevos con un poco de descuento, pero ¡tened presente qué forma es la que más os favorece para que resalte vuestra silueta!

dsc_0193dsc_0174dsc_0180dsc_0348dsc_0300dsc_0373dsc_0360dsc_0381dsc_0319dsc_0271dsc_0354dsc_0425dsc_0199dsc_0432

dsc_0238

Vestido Elogy El Corte Inglés (old), biker Mango (esta temporada), fular Guess, bolso Julia Furla (similar), bailarinas Marc by Marc Jacobs (old), gafas Hawkers (similar)

TIPS PARA UNAS REBAJAS DE ÉXITO

Buenos días, ¿qué tal lleváis el calor? ¿Quién de vosotras aún no ha ido de rebajas? Hoy os propongo algunos tips para sobrevivir a las rebajas con éxito, además de recomendaciones de firmas que tienen buenos descuentos que no hay que dejar escapar.

Las rebajas son un buen momento para adquirir aquellas prendas que nos faltan o que hemos decidido renovar, para ello nos vendrá genial haber hecho un poco de limpieza. Si tenemos una fotografía, mental o real, de cómo está nuestro armario en este momento, evitaremos comprar duplicados y gangas que no necesitamos.

Otra cosa super importante es tener muy muy claro cómo somos y qué nos queda bien. Durante el año parece que estamos seguras de nuestros colores, nuestra silueta, el tipo de prendas más adecuadas y la talla que tenemos, pero en época de rebajas puede que se nos olvide y caigamos en la tentación de comprarnos un vestido en el que no entramos y de un color que no nos favorece, sólo porqué está rebajadísimo. Si no es para nosotras, nada, se lo dejamos a otra.

Aunque siempre puede ser divertido ir una tarde de compras a ver el ambiente que se respira en rebajas y a “pelearte” con alguien por un pantalón y hacer colas y esas cosas, yo prefiero mil veces más disfrutarlo desde casa. Comprar online me parece la mejor opción para beneficiarme de los descuentos sin sufrir las consecuencias. En temporada siempre hay prendas que descarto o pospongo por considerarlas un capricho que puede esperar, así que cómo ya me las he probado y sé cómo me quedan sólo queda cotillear en las e-shops para ver si merecen la pena.

Y si que es verdad que procuro afrontar esta época con cabeza y orden, pero siempre dejando un poco de margen a las sorpresas y los trapitos super rebajados. Apuesto en un 80% por básicos y fondo de armario y sólo el otro 20% es para la improvisación y las gangas de última hora.

Ya he hecho alguna comprita y he empezado a recibir paquetes en casa, aunque no todo. Poco a poco iré sacando looks con prendas rebajadas, pero si os queréis adelantar aquí os dejo algunas fotos con prendas que me han llegado:

Zara Home siempre es recomendable, también Zara, pero si vais a la tienda con mucha paciencia.

Si durante el año Pedro del Hierro me encanta, en rebajas me chifla, los precios son muchísimo más asequibles.

También aprovecho para ir a Women’secret, Oysho y similares para pijamas y prendas playeras para las vacaciones.

Y en El Corte Inglés las rebajas son buenísimas. Es el sitio perfecto para comprar en firmas al 50%. Ayer fuimos a por ropa para David y mereció mucho la pena. A mi sólo me dio tiempo de comprar unas sandalias de cuña a las que había echado el ojo en la web, pero prometo volver 😉

¿Cómo van vuestras rebajas? ¿Alguna prenda top que queráis compartir?

IMG_4735

Caminos de mesa Zara Home. Falda y blazer Zara

IMG_4740

Tops, pañuelo y chanclas Pedro del Hierro

IMG_4741

Prendas playeras/piscineras de Women’secret

IMG_4747

Alpargatas de cuña de El Corte Inglés

VERBENA PLAYERA

¿Qué tal estáis? ¿Con ganas de finde?

Hoy justo hace una semana de la Verbena de San Juan, una noche mágica que nos encanta celebrar ya que es una buena ocasión para quemar lo viejo y lo que no nos gusta para dar paso a la nuevo con energía y optimismo.

Para celebrarlo nos apetecía un plan tranquilo, pero no queríamos quedarnos en casa, así que nos apuntamos a la fiesta de un chiringuito al que vamos de vez en cuando a pasar el día, en Sitges. Se llama Sausalito y para nosotros es “el paraíso”. Nos gusta todo: el sitio, las tumbonas, los chicos que lo llevan, la comida, el ambiente… Os aseguro que se está de maravilla. Estos dos años con Chloe bebita no hemos hecho mucho plan de playa, pero ahora que le encanta jugar con la arena y que ya se nos ha hecho mayor 😉 esperamos disfrutarlo más a menudo.

Cómo la idea era alargar un ratito la cena, no me quise arriesgar con un look muy veraniego. Busqué colores claritos que siempre se ven mas playeros, pero abrigada por si refrescaba. El look es muy neutro, con una nota de color gracias al collar y la chaqueta. En invierno me cuesta más tirar de accesorios llamativos, pero en verano no salgo de casa sin un collar vistoso, alegre y divertido, me dan muchísimo juego. Este es de Sfera. Fui el otro día y había de preciosos y a mitad de precio, con lo que ya os imagináis, ¡otro cargamento para casa!

El top lencero se está convirtiendo en protagonista de mis estilismos y este es monísimo. Lo compré en una tienda pequeñita que hay en Alella que os recomiendo (Se llama 2D4).

Por último las chanclas, que aunque son de goma para ir a la playa, al tener el detalle del strass son más finas y estilosas que una chancla básica. Las tengo del año pasado o el otro, no me acuerdo, pero me las sigo poniendo muchísimo. He hecho una ojeada a la web de El Corte Inglés y las de este año me gustan incluso más, ¡son preciosas! ¿Que os parecen estas chanclas para días de playita? ¡Espero vuestros comentarios!

DSC_0111DSC_0059DSC_0045DSC_0063DSC_0056DSC_0057

DSC_0058

Collar Sfera, top lencero 2D4, chaqueta Elie Tahari, jeans Zara, bolso Louis Vuitton y chanclas Gloria Ortiz