EL TOQUE DE UN CINTURÓN

Antes de que este look se vea totalmente fuera de lugar, porque ya solo estemos pensando en jerséis de lana y botines, quería enseñároslo por aquí para hablar de un complemento muy muy olvidado, pero que se puede convertir en un gran aliado a la hora de crear nuestros estilismos, el cinturón. Y es que muchas veces con el simple toque de un cinturón podemos pasar de un look sosito a uno mucho más vistoso o sofisticado e incluso podemos hacer que una prenda nos luzca mucho más, entallándola con este accesorio.

¿Qué me decís?, ¿contáis con varias opciones de cinturones en el armario para complementar vuestros looks? Hay infinidad de opciones: con la hebilla tipo joya, en animal print, metálicos, de piel, piel gravada, con tachas, anchos, finitos… el caso es que poquito a poco vayamos adquiriendo algunos para poder utilizarlos en el momento adecuado; como por ejemplo, en el look de hoy. El primer día que lo estrené, en nuestras vacaciones, en seguida me di cuenta de que aún pareciéndome precioso por el tejido, el color y el detalle del volante en los tirantes; no termina de favorecerme porque me queda ancho en la cintura y pide a gritos un cinturón. Así que desde ese día me lo he puesto con un cinturón finito que reciclé de cuando estaba embarazada, aprovechando que va juego con las sandalias planas que tan buen resultado me han dado este verano.

Pongo algunas fotos sin el cinturón para ver el “antes y después”. Creo que se aprecia la diferencia, que se ve como gracias al cinturón la silueta resulta más estilizada y las piernas ligeramente más largas. Debemos tener en cuenta que el cinturón es un elemento que parte el cuerpo por la mitad y por lo tanto el grosor y la zona dónde lo coloquemos serán muy relevantes. Si buscamos alargar visualmente nuestra parte superior será preferible que lo ubiquemos lo más abajo de la cadera que podamos, en cambio si buscamos alargar nuestra parte inferior es recomendable subirlo debajo del pecho o cintura alta (tipo corte imperio). Además, si somos más bien bajitas mejor decantarnos por cinturones finos para no “comernos” un trocito de silueta. Si somos altas, sí podemos optar por cinturones anchos.

Ya veis que es muy sencillo a la hora de tenerlo en cuenta y que es una buena forma de salvar algunas prendas que no nos ponemos porque no nos terminamos de sentir a gusto con ellas. Igual tenéis un vestido sin usar al que le vendría genial este truco, o puede que una blusa vaporosa… ¡Todas a buscar en el armario que seguro que hay alguna prenda con la que ponerlo en práctica! 😉

IMG_1594 IMG_1587 IMG_1596 IMG_1633 IMG_1739 IMG_1734 IMG_1690 IMG_1702 IMG_1639 IMG_1664IMG_1771 IMG_1713 IMG_1668 IMG_1785 IMG_1748 IMG_2147

Gafas Pull&Bear (old), pendientes Accessorize (old), collar Stradivarius, mono Zara, bolso Furla (similar), cinturón (Seraphine), sandalias Ralph Lauren (similar)

MISIÓN IMPOSIBLE

Todas sabemos que los jeans solucionan cualquier estilismo y son súper prácticos, pero de vez en cuando apetece salir de la monotonía y optar por pantalones más formales. Llevaba tiempo buscando uno tipo culotte y se me resistía, cada vez que veía una chica con un pantalón de este estilo me entraban unas ganas tremendas de ponerme uno, pero no conseguía dar con el ideal; porque encontrar un pantalón culotte que sea favorecedor no siempre es tarea fácil y últimamente se había puesto tan complicado que llegué a pensar que sería: misión imposible.

Primero de todo, ¿sabéis de qué pantalón hablamos? Seguro que sí; se trata de un pantalón de tiro alto, ancho en las piernas y de un largo midi, que pude ir desde debajo la rodilla hasta el tobillo. Me parece una prenda preciosa y muy estilosa, pero un tanto “delicada” y hay que saber elegirla bien, a la vez que combinar con las prendas adecuadas. Porque, ¿cuántas veces os habéis probado un pantalón culotte y os habéis visto cero favorecidas?, hablando claro; ¡más anchas y bajitas!

Pues bien, para usar un pantalón de este tipo y vernos estilizadas debemos tener en cuenta algunas pautas; muy muy sencillas, pero vitales para gustarnos cuando nos miremos en el espejo.

Lo primero, debemos fijarnos en el color. Sabemos que los colores tienen la capacidad de aportar o disminuir volumen y en este caso, en el que el pantalón por sus características ya nos aporta volumen de más en las piernas, es preferible no añadir anchura y por tanto optar por tonos oscuros.

Otro aspecto en el que nos podemos fijar es en la forma que tienen en la zona de la cadera. Si queda ceñido y recoge la cintura y la zona de la cadera nos veremos muchísimo mejor que si ya empieza ancho, pinzado y/o con caída desde la cintura.

El tejido también es relevante, mucho. Deberá tener caída y un grosor medio, es decir que aunque sea ligero y tenga movimiento la tela sea lo suficientemente gruesa para no marcar hasta las pecas; ya me entendéis ;).

A la hora de llevarlo, hay que procurar usarlo siempre con las prendas de arriba metidas por dentro o tipo crop top. Si usamos chaqueta mejor que sea torera o bomber, para asegurarnos que dejamos toda la largada de la pierna a la vista y no la acortamos.

También será preferible usar zapato con un poco de tacón o en su defecto, si es plano, en el mismo color del pantalón para crear el efecto óptico de continuidad.

Por último, el volumen del bolso; en este caso, es importante. Mejor no nos pasemos con el tamaño ya que queremos evitar la horizontalidad. Elegiremos una pieza pequeña.

Y creo que no me dejo nada. Ya veis que son tips muy sencillos, pero si los aplicáis notaréis la diferencia. Yo combiné este pantalón culotte, que os recomiendo muchísimo (al igual que he hecho con mis clientas), con la típica camiseta básica de Zara y con una bomber preciosa que me compré en Maje. Las tres prendas funcionan muy bien juntas pero admiten cientos de combinaciones con otras prendas, ya que son muy versátiles.

La moda es un reflejo de quiénes somos y cómo nos sentimos y sólo con mirar el look de hoy podéis intuir el momento en el que me encuentro; en el que sigo apostando por prendas fáciles y cómodas, pero tengo ganas (¡y tiempo!) de dedicarme un poquito más a mí, de subirme a unos tacones y empezar a usar piezas más especiales con las que sentirme identificada. En definitiva, mi peque ya no me necesita tanto y voy recuperando mi espacio.

¿Qué os ha parecido el look? ¿Tenéis algún pantalón de este estilo con el que os sentáis súper favorecidas? Porque si aún no, de verdad que no os arrepentiréis si os probáis este, ¡quedaréis encantadas!

IMG_9639 IMG_9704 IMG_9731 IMG_9679 IMG_9708IMG_9733 IMG_9739 IMG_9688 IMG_9845 IMG_9741 IMG_9806 IMG_9877 IMG_9913 IMG_9920 IMG_0099

Chaqueta bomber Maje (similar), camiseta Zara, pantalón Zara, bolso Furla (otro color), zapato salón Naf Naf

TRES ESTILISMOS PARA EL EMBARAZO

¡Hola! Hoy vengo con un post un poco diferente, diferente porque en vez de mostraros un solo look como suelo hacer habitualmente os muestro tres ¿El motivo? Ya os lo imaginaréis, estoy en la semana 38 de embarazo y me he relajado tanto que casi no me he pasado por aquí. He estado tan tranquila y tan centrada en mi familia, el embarazo y la preparación al parto, que no he tenido la cabeza para el blog y mucho menos para Instagram (@tairedondo). Aún así, me he quedado con las ganas de contaros algunos de los truquitos que he utilizado en este embarazo y que me han venido fenomenal para sentirme mejor con los tan evidentes cambios que ha experimentado mi cuerpo en estos últimos meses. Por ello, se me ha ocurrido juntar en este post tres estilismos que he usado muchísimo por si os pueden inspirar y dar ideas.

Aclaro que este verano no he estado trabajando, con lo que mis looks han sido super relajados, cómodos y fresquitos. Siempre se hubieran podido “tunear” con alguna blazer o zapato más formal, pero todo lo que me he comprado ha ido en la línea de que fuera sencillo, versátil y bastante sport.

El primero de los looks que os enseño es muy muy básico: Un pantalón elástico, un top con detalle en los hombros y unas deportivas. Las fotos son del mes de julio, pero ambas prendas las he estado usando desde el cuarto mes de embarazo hasta ahora, así que más que amortizadas.

¿Cuál es el tip de este look? Pues un punto a favor es el escote en forma de V, que estiliza muchísimo. Y el hecho de poner el foco de atención en el sitio adecuado: con los adornos y volumen en la zona de los hombros. En cambio, nada de decoraciones en la barriga ni en las piernas, además de usar color oscuro (también estiliza) para los jeans. Para mi los de H&M son los pantalones premamá que mejor sientan, con diferencia. Lo he intentado con otros y me he gastado bastante más de lo que cuestan estos, pero como su patrón ninguno, así que mejor gastar el dinero en otra cosa 😉

IMG_5331 IMG_5427 IMG_5332

Top Mamalicious en Paramamá, pantalón H&M, zapatillas Adidas

En el segundo de los looks el protagonista es el súper comodín vestido negro; mi mejor compra en este embarazo. Me lo he puesto hasta el aburrimiento, y no es un decir. Ahora me lo pongo y ya me empieza a dar pereza; ¡No sabéis las ganas que tengo de poder vestir mi ropa normal! Bueno, a lo que iba, me lo he combinado de mil y una maneras: con deportivas y una tejana, con sandalias de vestir y blazer… hasta con chanclas de playa. Así que recomiendo a toda embarazada hacerse con uno igual.

¿Y el truco? Es ideal porque tiene un escote bastante pronunciado y es muy muy elástico, por lo que se adapta perfectamente a la silueta. No tengáis miedo de la talla, hay que pedir la que se usa sin estar embarazada, puesto que cede muchísimo (la mía una S). Ah, eso sí, los accesorios jugarán un papel importantísimo si realmente queremos sacarle mucho partido.

IMG_5736 IMG_5746 IMG_5740 IMG_5750 IMG_5741

Vestido Mamalicious (versión corta), pendientes Sfera, bomber Zara, sandalias Kanna (similares), bolso Sfera

Y en el último look os enseño un vestido que no es de embarazada, pero que me ha hecho un buen papel estos meses. Cansada de la poca variedad de prendas que hay en las firmas premamá, he recurrido bastante a ropa de las típicas de Inditex, pero comprando más talla de la que acostumbro a usar. En este caso me pedí una M, pero como se me habría del pecho me hice añadir botones para no tener ningún “incidente”.

Lo ideal de este vestido es que es muy fresquito, algo que se agradece mucho si estas embarazada en verano. Y que aún y siendo ancho, al tener el corte imperio y, por lo tanto, estrecharse en la zona de debajo el pecho, dibuja una silueta femenina que favorece más que un vestido recto. Una vez más, al tratarse de un vestido  bastante austero, es preferible ponerle algún pendiente o accesorio de mayor tamaño o más vistoso para que no quede tan soso.

IMG_5828 IMG_5858 IMG_5967 IMG_5833 IMG_5914 IMG_5850 IMG_5944

Pendientes Stradivarius, vestido Oysho, bolso Furla, sandalia Zara (similar)

QUINTO LOOK DEL RETO – SIN MORIR DE FRÍO

¡Vaya día más primaveral! Desde luego mi propuesta de hoy desentona un pelín con el día tan espectacular que tenemos por aquí, pero es lo que tiene este tiempo tan loco, ¡que le vamos a hacer! Os enseño un nuevo look para mi reto #máscreatividadmenosropa, con una opción muy calentita para los días de invierno en los que nos apetece ir un poco más arregladas sin morir de frío.

Cuando bajan las temperaturas no tenemos porque renunciar a llevar falda o vestido, eso sí, debemos adaptar el resto de prendas para asegurarnos de no congelarnos. En este estilismo, el chaleco peludito y los guantes son las dos piezas clave para mantener el cuerpo a una buena temperatura; y las medias, aunque no me emocionan, indispensables. La idea era trasladar la falda de tul, con detalles de brillo, de un contexto más de noche a un plan de mañana; así que opté por contrarrestar el negro con diferentes tonos de gris y así suavizarlo. El hecho de que el jersey sea de punto gordo y un tanto oversize también le resta elegancia a la falda y la hace mucho más todoterreno, aunque para no ensanchar la silueta opté por meterlo un poco por dentro y así aportar verticalidad ópticamente.

El look hubiera quedado genial, también, con unas botas altas (ya las sacaré en otra propuesta), pero me encanta como queda con el zapato salón nude a juego con el bolso.  Últimamente estoy usando muchos zapatos tipo salón, siempre buscando una altura de tacón cómoda para aguantar todo el día; probablemente quedaría más estiloso con un super taconazo, pero hace tiempo que me olvidé de ellos, así sigo viéndome estilizada sin hacer sufrir a mis pobres pies.

La verdad es que ahora se llevan los zapatos tanto terminados en punta como más redondeados, pero os daré algunos tips que no viene nada mal tener en cuenta:

Los zapatos acabados en punta estilizan visualmente la pierna, por lo que si queréis veros unas piernas más largas y delgadas optar por ellos. Ahora bien, también hacen el pie más largo, así que si no os apetece ganar unos centímetros tratad de que no tengan una punta muy acentuada o buscadlos bicolor, la mejor opción para resolver dos aspectos en un mismo zapato.

Los zapatos redondeados, en cambio, restan largura, así que no son aconsejables para piernas más anchas o cortas. Si además tienen pulsera al tobillo tendréis la sensación de que las piernas han encogido, ¡no digáis que no os avisé! 😉

¿Vosotras también tenéis en cuenta cómo son vuestras piernas y vuestra estatura a la hora de elegir un zapato? ¡Un beso!

DSC_0143 DSC_0141 DSC_0150 DSC_0114 DSC_0151 DSC_0036 DSC_0094 DSC_0551 DSC_0518 DSC_0193 DSC_0394 DSC_0373 DSC_0364 DSC_0191 DSC_0308 DSC_0241 DSC_0160 DSC_0478

Pendientes Stradivarius, jersey Stradivarius, chaleco Sfera (old), falda Naf Naf, guantes Sfera, bolso Furla, zapato salón L.K. Bennett

CUARTO LOOK DEL RETO – CUADROS

¡Se acabó la semana y tengo unas ganas de finde impresionantes! El look que os enseño hoy, informal y desenfadado, es el cuarto de mi reto #máscreatividadmenosropa y me parece perfecto para disfrutar de tiempo de calidad y planes en familia un sábado o un domingo.

Prácticamente todas las prendas las habéis visto por aquí en distintos looks, así que se trata de un estilismo de reciclaje, de esos que me hacen sentir bien por amortizar el armario. La chaqueta es la única prenda que no os había enseñado, básicamente porque no tiene nada de especial, excepto el detalle de las perlitas a modo de botones; es la típica chaqueta sencilla que deberíamos tener todas (mínimo una en color oscuro y otra en uno claro) para poder usar encima de tops sin mangas o manga corta, incluso sobre camisas. El top, creo que es del invierno pasado, y es bastante resultón. Y los jeans burdeos me encantan, no solo por el color, sino porque son elásticos y se adaptan muy bien a la silueta.

Por último el bolso, el Metropolis de Furla, que se ha convertido en uno de mis preferidos. Tanto el que tengo en rosa como este en dorado me resultan muy prácticos para mi día a día y aunque se ve pequeño tiene la medida justa para que entren el móvil, la cartera y las llaves del coche, no pesa nada, la cadena es muy ligera y no se clava, además de que me permite tener las manos libres para hacer lo que quiera. No descarto comprarme otro en un color primaveral porqué lo encuentro muy práctico. Si alguna de vosotras está pensando en comprárselo, igual os interesa acercaros a La Roca Village, puesto que lo suelen tener de temporadas anteriores bastante mejor de precio. El que tengo rosa lo compré en la tienda, pero este dorado en el outlet y había bastante diferencia, ¡estáis avisadas! ¡Feliz finde!

DSC_0176 DSC_0184 DSC_0194 DSC_0177 DSC_0180 DSC_0215 DSC_0216 DSC_0217 DSC_0232 DSC_0148 DSC_0231 DSC_0230 DSC_0229 DSC_0223

Pendientes Stradivarius, chaqueta de punto Zara, top Zara, jeans Zara, bolso Furla (muy similar), zapatos Naf Naf

 

LET’S PARTY!

Viendo el título del post de hoy cualquiera diría que os voy a hablar de un super plan de fiesta o de un club con la mejor música, pero no, lamento deciros que no. Igual hace unos años mi look de hoy hubiera sido el de cualquier noche de sábado para salir con amigas, pero en esta ocasión fue el outfit perfecto para una cena romántica los dos solitos. Hacemos pocos planes sin la peque porque nos encanta ir con ella a todas partes, pero el pasado viernes celebramos 5 años de casados y decidimos que era un buen momento solo para dos. Trabajamos hasta tarde con un día a tope y nos dio tiempo de ducha rápida y vestirnos a todo correr, así que no me compliqué nada y lo decidí sobre la marcha. El resultado me encanta y pensé en compartirlo por aquí porque resuelve una pregunta que muchas de mis clientas me hacen ¿Que me pongo para una cena informal?

Parece que una vez resueltos los looks para el trabajo, elegir qué ponerse para salir a cenar con amigos o la pareja, da muchos quebraderos de cabeza. El negro a menudo hace acto de presencia porque es el recurso más fácil, pero os doy algunos tips para montar un look con el que sentiros muy bien, juntando varias prendas de vuestro armario:

Si acostumbras a usar blazer para trabajar puede que te apetezca salir de la formalidad que te aporta y optar por una cazadora. Las hay más cortas y más largas, más sencillas y más recargadas. Elige la que mejor se adapte a tu silueta y la que más combine con tu estilo.

Pendientes extremados u originales. Parece mentira como pueden levantar un look unos pendientes. Cuando el estilismo pida a gritos color, dinamismo y alegría escoge uno de tus pendientes molones y verás qué cambio.

Taconazo. Es momento de subirse a las alturas, aunque solo sea unos centímetros. Eso sí, que sea cómodo;  el mío es comodísimo y ahora está muy rebajado, así que te lo recomiendo si no tienes un zapato salón clásico de fondo de armario.

Top especial. Todo dependerá de lo friolera o calurosa que seas, pero los tops lenceros o las camisas (también kimonos) satinadas con estampados florales son tendencia y sientan ideal. Te harán sentir especialmente sexy si tienen detalles de encaje o escotes más pronunciados. Este tipo de prendas son las que más cuestan de encontrar porque no solo nos tienen que sentar bien, sino que es importante sentirnos a gusto y especiales con ellas, así que hay que tener un par o tres siempre a punto en el armario. Para ello, lo mejor es que el día que veas una no la dejes escapar, la puedes guardar y esperar a que llegue su momento. La blusa de hoy la compré antes del verano y hasta el viernes pasado no la estrené, pero fue perfecto tener prisa, ir al armario y encontrarla allí esperándome; ventajas de tener un armario completo y organizado. 😉

¿Y tu? ¿Cómo te vistes cuando tienes una cena?

DSC_0478 DSC_0595 DSC_0481 DSC_0584 DSC_0484 DSC_0541 DSC_0545DSC_0815 DSC_0739 DSC_0551 DSC_0886 DSC_0838 DSC_0892 DSC_0885 DSC_0964 DSC_0966

Pendientes Stradivarius, cazadora Mango, top Pull&Bear, jeans Zara, zapato salón Mango (ahora en mangooutlet), bolso Furla

 

 

¡ESTAMOS DE CELEBRACIÓN!

¡¡Por aquí estamos de cumple!! ¿Cómo? ¿Que ya ha pasado un año? Pues sí, sí; aunque parezca mentira ha pasado un año desde aquel día en que anunciaba que me lanzaba a la maravillosa aventura de escribir en un blog. Un año que ha dado para mucho, muchísimo, pero que no sé cómo ha pasado volando, tan rápido que me da hasta miedo.

Hace unos meses me anoté en la agenda esta fecha tan importante para celebrarla cuando llegara el momento, pero a finales de abril me estaba organizando la semana y de repente lo vi anotado y casi me da algo, ¡me pilló por sorpresa!, tan liada que fueron pasando los días sin tiempo para hacer nada. Por un momento pensé saltarme este año y celebrarlo cuando llegara a los dos, pero finalmente me decidí por este post de cumpleaños, que aunque es algo sencillo, es mi forma de agradeceros vuestras visitas y comentarios; y celebrar que pese al lío que tengo en mi día a día me sigue apeteciendo compartir con vosotras un poco de mí.

Tengo comprobado que, año tras año, cuando llega primavera, muchas de mis ideas y proyectos se materializan y cogen forma, es como si viera salir las flores de las semillas que planté el año anterior (en un sentido figurado, ya me entendéis, que soy malísima para las flores de verdad) no sé si a vosotras también os pasa. Es una época que me encanta pero suele ser intensa. El año pasado el blog, este la web y algún que otro cambio a nivel personal… ¿qué será el próximo? Ay, qué intriga.

Pensé en elegir un look “muy yo” para la ocasión, nada rebuscado, pero sí con un toque alegre y primaveral. Mis jeans blancos de Zara que no me quito de encima (el día que se estropeen tendremos un problema) y un top chulísimo con aire flamenco, también de Zara, ideal para un día de celebración (y para cualquier otro ;)) que me enamoró nada más verlo. Tendencia total, por llevar volantes, color fucsia y además cuadro vhichy. Me encanta, aunque mi marido diga que parece un mantel, ¡ni caso!

Por cierto, ¿habéis visto la de cuadro vichy que hay en todas las tiendas? Un “must have” en cualquier armario.

Y como un año de blog es mucho año he pensado en celebrarlo de algún modo, así que durante este mes y el siguiente (mayo y junio) ¡todos mis servicios tendrán un 20% de descuento! Espero que os guste la idea, y el look ¡Besos!

               DSC_0308  DSC_0371  DSC_0373 DSC_0386 DSC_0395 DSC_0042 DSC_0181 DSC_0318 DSC_0570 DSC_0517 DSC_0486 DSC_0463 DSC_0247 DSC_0423 DSC_0503

Top cuadro vichy Zara, pantalón Zara (similar), cuña de ante Kanna (parecidas de la misma marca), bolso Furla (similar), pendientes Accessorize (old)

VERTE ESTILIZADA CON COLORES CLAROS

¿Qué tal la semana? ¿Alguien más está con ganas de buen tiempo? Al empezar el invierno estoy con ilusión de estrenar botas y abrigos, tocar nieve y de Navidad… pero la ilusión me dura muy poquito y a la mínima que el frío aprieta deseo que cuanto antes llegue la primavera, reconozco que el calorcito me va muchísimo más.

Cuando el día está feo, gris y con viento, miro por la ventana y lo primero que pienso es en cual de mis botas Ugg me voy a poner, es mi salvación para no pasar nada de frío e ir calentita cuando la agenda me permite ir más informal. Estaremos de acuerdo en que no estilizan la pierna, tampoco son demasiado femeninas, ni son aptas para estilismos de oficina, pero lo comodísimas que son compensa todos los contras. Como veis, me declaro fan incondicional de estas botas y las considero un gran invento para el invierno. Ahora, tampoco os vayáis a pensar que voy todo el día con ellas, pero los fines de semana difícilmente me paso a otro tipo de calzado.

El domingo pasado hicimos plan de cine, fuimos a ver Canta!, super recomendable si queréis pasar un rato divertido con los peques; y antes aprovechamos para hacer unas fotos del look. Es muy sencillo, pero me gusta porqué combina mis tres colores favoritos: blanco, rosa y gris; el resultado me parece muy dulce.

¿Qué tal lo de llevar blanco en invierno? ¿Os apetece? Con una niña el blanco se mantiene impecable poco tiempo, jajaja, pero me encanta usarlo. Os cuento un truco para aquellas que busquéis veros estilizadas y penséis que los colores claros no son vuestros mejores aliados: llevad parte superior e inferior en la misma intensidad para que visualmente se cree un efecto de verticalidad. A ver, milagros tampoco, pero sí que se nota la diferencia a cuando nos ponemos un color oscuro que crea un efecto de corte ¡Probadlo y me contáis!

¡Ah, y si además lo complementáis con un pañuelo o bufanda que caiga a lo largo de la silueta, el efecto se ve potenciado!

¿Quién se anima a probarlo?

dsc_0006dsc_0034dsc_0049dsc_0081dsc_0051dsc_0112dsc_0055dsc_0265dsc_0274dsc_0179dsc_0151

dsc_0279

Chaqueta neopreno (?), jersey Mango (ahora de rebajas), jeans Zara, botas Ugg (similares), bolso Metropolis Furla, bufanda Roberto Verino (old) y guantes Sfera

dsc_0068dsc_0038

LITTLE BLACK DRESS

¿Quién no tiene un vestido negro en el armario? Una prenda tan básica, pero que tantas veces nos saca de un apuro, ¿verdad?

Tener mínimo un LBD para invierno y uno para verano es casi obligado, imprescindible para un correcto fondo de armario; un comodín que no pasa de moda y que admite un montón de combinaciones y estilos.

El vestido que es enseño hoy me lo habré puesto 5 o 6 veces, no más, y tiene 4 años, aún así considero que fue una muy buena compra. Me lo compré estando embarazada, cuando buscaba prendas no muy ceñidas, que definieran sutilmente la silueta, pero después me ha seguido resultando práctico para ir cómoda un día de mucho trote o incluso en alguna ocasión más especial; dependiendo de como me lo ponga el resultado es totalmente diferente. La última vez que lo llevé fue el día de Navidad y me vino genial para uno de esos momentos: “¡socorro, no sé qué ponerme!”.

Cuanto más sencillo y simple sea un LBD más posibilidades tendremos de hacer con él diferentes looks. Si estáis pensando en aprovechar las rebajas para renovar alguno de los que tenéis, simplemente tened en cuenta la forma de vuestra silueta y buscad el más adecuado para esta.

Al igual que pasa con todas la prendas de nuestro armario, hay que buscar que el vestido aporte volumen allí dónde nos interese y disimule o quede más suelto dónde no queramos horizontalidad.

Siempre resulta más práctico explicarlo con un ejemplo: en mi caso no me interesa aportar  volumen a la zona de las caderas, así que buscaré que la falda sea recta o evasé (forma de A) evitando los volantes, bolsillos y tejidos gruesos en esta zona. Todo lo contrario me ocurre en la zona de los hombros, dónde me interesa aportar volumen y dirigir la mirada, por lo que cualquier detalle decorativo me viene siempre bien. En este caso tiene pedrería, pero funcionarían igual unas trabillas, botones, hombreras o manga farol.

Cómo veis es tan fácil cómo poner el foco en nuestro punto fuerte y no atraer la atención en aquello que no queremos potenciar, el resto lo hacen los complementos. Lo combiné con alguno de los regalos que me trajo ese mismo día Papá Noel: una biker de Mango (no tiene ni un mes, pero ya no sale en la web, así que no puedo poner el enlace :(), el Julia de Furla (no hay bolso más práctico) y el fular de Guess que me tanto me gusta por su colorido.

¿Cómo están vuestros LBD? ¿Necesitáis renovarlos? Ahora es un buen momento para comprar de nuevos con un poco de descuento, pero ¡tened presente qué forma es la que más os favorece para que resalte vuestra silueta!

dsc_0193dsc_0174dsc_0180dsc_0348dsc_0300dsc_0373dsc_0360dsc_0381dsc_0319dsc_0271dsc_0354dsc_0425dsc_0199dsc_0432

dsc_0238

Vestido Elogy El Corte Inglés (old), biker Mango (esta temporada), fular Guess, bolso Julia Furla (similar), bailarinas Marc by Marc Jacobs (old), gafas Hawkers (similar)

REGALAR EN NAVIDAD (PARA ELLAS)

¡Buenos días! ¿Cómo va el puente?

Amigos invisibles, Papá Noel y los Reyes Magos andan siempre muy liados en estas fechas y cómo no siempre es fácil dar en el clavo con los regalos he pensado en daros algunos tips por si os toca echarles una mano.

Comprar regalos puede ser muy emocionante y divertido o una auténtica tortura, así que si queréis que la vuestra sea una experiencia positiva tomad nota:

Lo más importante de todo es hacer un listado con todas las personas con quienes queremos tener un detalle y repasarla para asegurarnos que no nos dejamos a nadie. Después, asignar un rango de precios aproximado a cada uno de ellos para no desviarnos del presupuesto total. Una vez hecha la parte práctica viene lo más divertido, pensar en qué les hará ilusión.

Cuando penséis en el qué no os compliquéis muchísimo, tratando de hacer algo super original y diferente (que puede que no tenga nada que ver con el/la que lo reciba), simplemente pensad en qué aficiones tiene, qué deportes practica, si le gustan los productos de belleza, si es muy sibarita y le va la buena comida o si se acaba de mudar y le podría venir bien algo para la nueva casa. Si le van las experiencias y aventuras quizá le gustaría ver un amanecer en globo o puede que sea feliz con una manualidad que hagáis vosotras con mimo y mucho amor. Otra idea es elegir un buen libro relacionado con su profesión o darle un vale regalo para hacer una actividad juntos/as ¡No hay nada que haga más ilusión que saber que el otro ha dedicado unos minutos (a veces muuucho más) en pensar en ti!

Y, por último, pero no menos importante, elegid el mejor envoltorio para cada regalo: en una caja bonita, con un papel trabajado, con un papel simple y lazo vistoso, con celofán y el objeto a la vista, dentro de una cesta, dentro de un tarro de cristal, en un calcetín de Papá Noel… ¡son tantas las posibilidades!

Hoy os dejo con una selección de regalos que Papá Noel tiene preparados para las chicas de la familia (ojo que no todos son para mi) y si veo que os gusta puedo hacer otra para ellos y para peques, así que ¡espero vuestros comentarios!

dsc_0005

Neceser de maquillaje H&M, calcetines conejo Oysho, cosmética Freshly Cosmetics, kit brillo de labios H&M, crema Egiptian Magic en Ecoesencial, vela Maisons du Monde, light box rosa Mr. Wonderful, bola de nieve Maisons du Monde, cartera Furla (La Roca Village), esmalte de uñas con purpurina H&M, zapato salón negro Mango, libro “Cocina vegana” Abacus, bolso Julia Furla (La Roca Village), pañuelo Guess (La Roca Villag), pijama corazones y calcetines “let it snow” Oysho.

dsc_0006dsc_0008dsc_0011dsc_0014dsc_0015

¿Cómo lo lleváis vosotras? ¿Ya lo tenéis todo listo? No hace falta que os diga que lo que importa es el detalle, pero si se va acercando la fecha y se os acumula el trabajo siempre podéis llamar a una Personal Shopper para que os ayude 😉

¿Necesitas ayuda con los regalos? ¡Contacta conmigo para que encontremos regalos de Navidad que enamoren y sorprendan a los tuyos! tai.redondo@gmail.com 667 528 339