MIS FAVORITOS DE OTOÑO

¡Hoy cambiamos de estación y estoy en modo optimista a tope!

A principios de septiembre acostumbro a estar medio melancólica medio estresada, pensando en que el verano ya se acaba, organizando las nuevas rutinas, el inicio del curso… pero ahora todo va tomando su rumbo, los horarios han vuelto a nuestro día a día familiar y esto se traduce en dormir más, ir más descansados y, lo que es más importante, en tener tiempo para cosas que me apetece hacer y nunca consigo. Estoy con nuevos propósitos y nuevos hábitos que me tienen muy motivada:

He continuado con la decoración de la casa, que durante el verano he dejado bastante olvidada. No es que haya hecho muchos avances, pero he comprado alguna cosita para colgar, algún detalle, alfombras, marcos y maceteros dorados con plantas artificiales que tanta alegría dan a la casa y tan poco mantenimiento necesitan. Sé que lo ideal son las plantas naturales, pero de momento tengo dos y más me parece cargarme con trabajo innecesario.

Por otro lado, después del sol y la playa del verano, he hecho cargamento de cremas y “potingues” varios, que ya estaba a las últimas de casi todo.  Me fui a Kiehl’s (que nunca me defrauda) y los dos productos estrella que me llevé son: el gel limpiador de Caléndula y el contorno de ojos reductor de arrugas “Powerful”, me están funcionando que es una pasada, contentísima con mi piel últimamente.

Y si hay algo que tenia muchísimas ganas de retomar desde hace ya demasiado tiempo es la lectura. Era una devoradora de libros y en los últimos tres años no recuerdo haber empezado y acabado ninguno. Pero las cosas han empezado a cambiar porque me he comprado un libro que me apetecía muchísimo. Hablan muy bien de él y por el momento pinta muy interesante, se titula The curated closet. Llevo muy poquito empezado, pero si tenéis ganas de descubrir cuál es vuestro estilo único y personal, os recomiendo sin duda su lectura; sino tranquilas que igual me animo a haceros un resumen cuando lo acabe (la cosa va para largo, ya os aviso).

Por último os quería compartir un truco. Este verano me compre un turbante rosa monísimo y no tenéis idea del partidazo que le he sacado. Me he quedado sorprendida de lo bonito que queda y lo practiquísimo que es; los días en que se encrespa por la humedad, no está muy limpio, no te apetece peinarlo… en fin por mil motivos, consigues un look muy estiloso sin haber invertido ni un segundo en el pelo. Mamis, tomad nota que los días que no da tiempo para todo, viene fenomenal. Tengo pensado hacerme con más para el frío, así que seguro que me veis con alguno.

Ah, y los pendientes, que no sé que me ha dado últimamente con ellos pero me apetece salirme de los clásicos que solía usar. Estos los he llevado todo el verano, pero para la nueva temporada me he comprado unos cuantos que seguro darán mucha alegría a mis looks, ¡os animo a usarlos!

¿Que tal lleváis vosotras la vuelta al cole y los horarios? ¿Habéis empezado con energía y nuevos hábitos?

DSC_0161 DSC_0089 DSC_0080 DSC_0059 DSC_0167 DSC_0084 DSC_0047 DSC_0078 DSC_0066

Macetero y planta artificial de Ikea, Gel limpiador con caléndula y “Powerful” contorno reductor de arrugas de Khiels, libro The curated closet (lo compre en Book Depository), turbante Pull&Bear (similar), pendientes Sfera

 

MI FUTURO VESTIDOR

Hoy no me paso por aquí con look, aunque no por falta de cositas nuevas que enseñaros, pero es que últimamente soy mono tema. Este fin de semana hemos estado de mudanza y desde hace unas semanas solo pienso en hacer cajas, poner orden, soluciones de almacenaje, decoración… ¡qué estrés! Han sido unos días bastante agotadores (y lo que nos queda), pero también emocionantes al empezar otra etapa en una nueva casa. De momento siguen invadiéndonos las cajas y nos falta darle ese toque que la convertirá en nuestro hogar, pero llegará; todo a su debido tiempo.

Una de las habitaciones a la que más vueltas le estoy dando es mi vestidor. ¡Sí, tendré un vestidor! Yuhuuuuu. No es que no lo tuviera en nuestro anterior piso, pero he ganado en metros y ahora las posibilidades son infinitas 😉 . Mi idea es crear un espacio que me sirva para tener mi ropa ordenada, pero que a la vez pueda ser mi lugar de trabajo, algo así como un despacho-vestidor.

No tengo ni idea de interiorismo ni decoración, pero gracias a mi profesión he visto armarios de todos los colores que me han dado muchas pistas para saber qué quiero y qué no en este nuevo espacio. De momento solo tengo una habitación vacía y muchas ideas que hay que poner orden, además de un montón de ropa apretujada en el garaje y todos mis zapatos y bolsos esperando apilados, ¡un follón, vamos! No tengo claro cómo quedará, pero he definido unos puntos que marcaran el resultado. Si también estáis en mi mismo proceso o os apetece hacer cambios en vuestro vestidor os comparto mis reflexiones de estos días.

USO DEL ESPACIO

Mi concepto despacho-vestidor tiene que tener una parte muy práctica que me permita aprovechar al máximo el espacio de almacenaje para colocar toda la ropa, a la vez que una estética un poco cuidada que lo convierta en un lugar acogedor donde me apetezca estar y trabajar. No hablamos de estas dimensiones, pero sí me gustaría introducir algunos de los elementos de la imagen.

post2

(Decoratrix)

SIMPLICIDAD

Aunque tiene que ser bonito (desde mi punto de vista subjetivo), no lo hago para nadie más que para mi; no quiero grandes armarios empotrados y puertas que dificulten la visión, ni cajones incómodos. Quiero algo muy muy simple que me permita tener mi ropa organizada y a la vista.

Ah, aunque me guste la simplicidad en lo que es la estructura de los muebles, me he quitado de la cabeza conseguir algo parecido a la siguiente imagen. Me encantaría tener un armario así de minimalista, pero mejor no me engaño y a pesar de que estoy super orgullosa de mi misma por haber conseguido reducir mi armario a la mitad (he donado un montón de cosas, no os imagináis) sigo teniendo un poco más de lío que las propietarias de estos maravillosos closets.

post7

(Pinterest)

post5

(Ikea)

PRACTICIDAD

Después de darle muchas vueltas, he decidido que pondré una barra para colgar la ropa con una balda encima y unos estantes simples en la parte de abajo. Algo parecido a estos dos vestidores que me encantan. 

super

(Teenvogue)

post11

(Interiorismos)

COLOR

Teniendo en cuenta mi predilección por los tonos pastel, como no podría ser de otra forma, esta habitación irá decorada en colores claros y por supuestísimo el rosa estará muy presente.

Seguramente ponga algún detalle de Maisons du monde, ya que tiene unos muebles y decoración preciosos.

Captura de pantalla 2017-05-26 a las 1.47.56

(Maisons du monde)

Captura de pantalla 2017-05-26 a las 1.46.38

(Maisons du monde)

DETALLES QUE INSPIRAN

En búsqueda de inspiración he encontrado composiciones de cuadros super chulas que me parecen muy cool, tienen un toque divertido y están muy relacionadas con el mundo de la moda. He pensado en dejar un rinconcito dónde poner algunas láminas bonitas que me den buenas vibraciones.

imagen8

(Made by Girl)

post10

(Pinterest)

¿Qué os parecen mis ideas? Igual el resultado queda un poco popurrí. Si tenéis sugerencias son muy bienvenidas, que aún no tengo nada comprado y puedo darle más vueltas 😉

TIPS PARA UN ARMARIO ORGANIZADO Y MUY PRÁCTICO

¡Buenos días!

Todos los años procuro guardar un par de días de las vacaciones para poner orden en casa y, sobre todo, a los armarios. No es que sólo lo haga una vez al año, ni mucho menos, ya que es una constante en mi vida, pero antes de empezar el curso escolar y cambiar de temporada me gusta dejar el armario listo para hacer sitio a las nuevas adquisiciones. Es algo que siempre recomiendo a mis clientas, antes de ir de compras, en el salto a otra estación.

Este año la cosa se ha alargado un poco más de dos días. Llevo casi una semana desechando, redistribuyendo y haciendo algunos cambios y aún no he acabado, pero estoy contenta porqué le estoy dando un pelín de amplitud al piso y renovando la energía.

Para aquellas que estéis con ganas de hacer lo mismo con vuestra ropa he pensado en hacer este post. Os daré algunos tips para que podáis conseguir un armario ordenado, con las piezas que realmente os favorecen y muy visual para facilitaros el día a día. El paso a paso que os explicaré es el que utilizo normalmente cuando voy a casa de mis clientas, es el que tras años de visitar armarios estoy convencida que da buenos resultados. Además, después de haberme leído el libro La magia del orden de Marie Kondo, he querido introducir alguno de sus consejos, aunque no todos, ya que su método no me termina de convencer.

¡Así que empezamos!

  • Cuando decidas ordenar tu vestidor/armario procura que sea un día en el que tengas más de un par de horas para dedicarle. Todo dependerá del volumen, pero si quieres revisar prenda por prenda vas a necesitar medio día como mínimo.
  • Es clave para poder seleccionar las prendas que más te favorecen que sepas a qué estación del Test del Color perteneces.
  • Si ese día puedes contar con la ayuda de una amiga, una hermana, tu madre… alguien que pueda darte consejo sobre cómo te sientan las cosas, ayudará mucho en el proceso.
  • Empieza por descartar todas las prendas que estén en mal estado, aunque les tengas cariño. Nunca vayas con prendas descosidas, con manchas o desteñidas, aunque sea para estar por casa. Si crees que se pueden reparar lo haces y sino las retiras del armario.
  • A continuación elimina todo aquello que no sea en tus colores ni de tu estilo. Puedes preparar diferentes bolsas para la ropa que decidas dar (para alguna asociación, tus amigas, tu madre…) o vender (hay webs dónde hacerlo o mercadillos puntuales). Muchas veces nos da pena desprendernos de ropa buena que casi no hemos usado, pero si no nos favorece es mejor regalarla a alguien a quien le quede ideal. Yo suelo “presumir” de tenerlo al día, pero no sabéis la de bolsas que he sacado para dar.
  • Ahora viene otro punto un poco conflictivo: “descarta” de tu armario las prendas que no sean de tu talla. En este caso lo de descartar puede ser, en algunos casos, provisional y no definitivo. Si tienes ropa de tres tallas más o tres tallas menos, difícilmente en poco tiempo te sirva, así que regalarla será lo mejor. Si lo que tienes son prendas con una talla de diferencia de la actual puedes conservarla, si crees que en breve te valdrá. Eso sí, sepárala físicamente del resto, poniéndola en una caja a parte o en un cajón destinado a ello.
  • Después te tocará probarte. Empieza por partes inferiores, después superiores, vestidos, prendas de abrigo, ropa interior, zapatos y, por último, complementos. Es importante que seas objetiva en este punto. Si tienes ayuda para la elección de lo que te quedas o lo que descartas te vendrá fenomenal. Hay que ser crítica con una misma, pero con positivismo y cariño. Se trata de sacarnos el máximo partido con nuestra ropa y de subirnos los autoestima, no de salir deprimidas ¡Que os conozco!
  • A la hora de colocar la ropa hay dos formas distintas: por conjuntos o por colores. Cuando voy a casa de una clienta que tiene dificultad para combinar la ropa solemos dejarla ordenada por conjuntos con las distintas variaciones, ayuda mucho al principio ya que por la mañana no hay que dedicarle ni un minuto, coges un conjunto y lista. A mi me gusta más ordenarla por colores, visualmente me atrae más y me permite hacer muuuuchas combinaciones diferentes. Si decides hacerlo por colores divide los espacios por tipos de prenda para que cuando vayas a construir un look sólo tengas que coger una pieza de cada uno de los apartados. Si has cumplido todas las pautas hasta llegar aquí no tendría que preocuparte demasiado como combinar tu ropa. Al ser en tus colores, prácticamente todas tus partes superiores combinan con las inferiores.
  • Si tu ropa se arruga con facilidad y es más bien delicada trata de colgar el mayor número de prendas. Algo sagrado es que las perchas sean todas iguales, no hay nada más horrible que un armario con las perchas de diferentes colores y formas.
  • Para la ropa que vayas a guardar doblada puedes utilizar el almacenamiento vertical, algo que he aprendido en el libro de Marie Kondo y que he decidido aplicar. En Youtube hay muchísimos videos de cómo hacerlo.

 

¿Que te parece? ¿Te animas a dejar tu armario super organizado y listo para tu día a día? Si decides ponerlo en orden verás como vestirte por las mañanas te resulta mucho más sencillo y divertido.

DSC_0003

Si tu vestidor cumple más de una función (en mi caso: vestidor, despacho y cuarto de plancha) procura mantenerlo siempre ordenado

DSC_0012

Los jeans y jerséis de invierno pueden ir doblados y colocados en cajones

DSC_0004

Los calcetines y medias quedan muy bien ordenados en vertical y separados en cajas

DSC_0034

Aunque el espacio sea muy reducido trata de buscar la composición más adecuada para maximizar el espacio (una visita a Ikea te puede ayudar)

DSC_0019

Tener los complementos juntos ayuda a dar el toque final al look. Ojalá pudiera tener los zapatos en un zapatero y todos juntos, por ahora procuro tener los de cada temporada agrupados

DSC_0022

DSC_0023

Puedes separar las complementos con pequeñas bolsitas

DSC_0024

Ordena la ropa por categorías. Yo lo tengo ordenado en dos armarios: En el primero chaquetas más gruesas, después más finas, tops y camisas juntos. En el segundo abrigos, vestidos, faldas y pantalones. (Debo decir que no me entra todo y tengo cosas en cajas en el garaje). Los colores de más oscuros a más claros

DSC_0030

Más complementos ordenados en vertical

 

DESAYUNO DE LOS DOMINGOS

¡Buenos días!

Ya os adelantaba el fin de semana en Instagram (ideasdeshopping) que hoy os enseñaría nuestro super desayuno de los domingos. Y es que durante la semana cada uno desayuna a una hora distinta con más o menos prisas, pero sin disfrutar el momento. Al llegar el fin de semana procuramos convertirlo en un ritual, poniendo en la mesa cosas riquísimas y teniendo largas conversaciones que el día a día no nos permiten. Es algo que me traslada a la infancia, solíamos hacerlo en casa cuando éramos pequeños, y me trae muy buenos recuerdos.

Lo que comemos depende de la época del año y del hambre que tengamos :), pero aunque estemos muy golosetes siempre intentamos que sean productos orgánicos sin grasas hidrogenadas, ni transgénicos, ni aditivos, así que todo lo que veis en las fotos procede de la agricultura ecológica. Pero un desayuno así de rico no sabe igual en una vajilla de diario, la clave también está en cómo lo presentamos. Yo juraría que en esta vajilla todo sabe mejor, jejejeje.

La historia de esta vajilla es, cómo poco, curiosa. Hace muchos años, más de diez seguro, me compré mi primera taza con plato a juego, de esta colección de Pip Studio. Entonces no tenía casa propia dónde poder poner mi vajilla ya que o vivía en casa de mis padres o compartía piso de estudiantes, así que mi vajilla quedó reducida a ese mini juego de té. Con el paso del tiempo mi familia me ha ido regalando piezas y yo me ido comprando algunas otras hasta llegar a completarla, con lo que además de lo muchísimo que me encantan los dibujos y los colores que tiene; cada tacita, tetera o bandeja me recuerda aquel momento tan especial en que me lo regalaron, con lo que ¡esta vajilla es especial de verdad!

¿Qué os parece la vajilla? ¿Os gusta este estilo un tanto shabby chic? ¿O sois más de vajillas sobrias? ¿Cómo es vuestra vajilla de los domingos?

IMG_4764IMG_4751

IMG_4808

Vajilla Pip Studio en El Corte Inglés, copa grande y fuente de cristal Ikea, botella con pajita de Tiger.

IMG_4817IMG_4816IMG_4795IMG_4772IMG_4786IMG_4759IMG_4752