BABYDOLL

¡Hola! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo estáis llevando tanto calor y estos días de sol espectaculares?

Hoy vengo con un look ideal para estas temperaturas tan altas que estamos teniendo, con un vestido comodísimo de una tela súper fina y agradable para no agobiarse lo más mínimo. Las que me seguís en Instagram (@tairedondo.asesoradeimagen) ya lo vistes hace unos días cuando lo colgué y os contaba que fue mi elección para la noche de Verbena de San Juan. Había pasado todo el día de un lado para otro haciendo un montón de recados y llegué asfixiada a casa, nos hicimos ducha rápida antes de marcharnos y a mí solo me apetecía salir en traje de baño a la calle, jajajaja. Así que estrené este vestido que os enseño hoy, comprado inicialmente pensando en usar para dar un paseo por la tarde e incluso para ir a la playa, pero que acabé usando para la noche.

La estética babydoll del vestido es muy favorecedora para las que tenemos una silueta del tipo triangular o reloj de arena y al ser tan corto y dejar las piernas al aire compensa su holgura y estiliza ligeramente. Eso sí, no es un vestido que recomendaría a una triangular invertido, por la manga farol que tiene; pero hay muchas más opciones en tienda sin mangas o con manga caída, ideales. Ah, ya aviso que si os decantáis por este vestido, o uno del estilo que sea mini, uséis ropa interior tipo culotte para evitar situaciones incómodas si sopla un poco de viento 😉

Para un look de diario combinaré este vestido con una sandalia plana o incluso con una chancla y con un buen sombrero, pero para la noche elegí una cuña alta con plataforma en azul marino haciendo juego con uno de los muchos tonos de las flores de la tela. Y hablando de estampados, y concretamente de estampados floreados, últimamente necesito más que nunca flores, color y brillo. Si habitualmente me decanto más por tonos pastel y más bien suaves, ahora busco más notas de color y estampados alegres y el de este vestido lo tiene todo, además de ser en mi gama, la fría; algo indispensable para llevarme una prenda a casa. Cuando usamos una prenda tan marcada y con un escote cerrado que nos queda tan cerca del rostro sí o sí debemos asegurarnos que es en nuestros colores, así evitaremos que nos modifique el tono de piel y nos apague; la buena noticia es que la mayoría de firmas acostumbran a hacer una misma prenda en varios tonos, por eso siempre es recomendable revisar las opciones y elegir la que más nos convenga. En el caso del vestido del look de hoy también lo tenéis en un estampado floreado en tonos salmón, coral y verde hoja, ideal para las cálidas ¡En este caso tenemos para todas! ¡Y lo mejor es que ahora están rebajados!

¿También tiráis de mucho vestido en verano?¿Tenéis claro qué formas debe tener en base a vuestra silueta? Si os surge alguna duda, preguntadme sin problema, ¡Besos!

Vestido Stradivarius, cuña L.K.Bennett (similar), bolso Furla (old), tejana Purificación García (súper old)

CÓMO ALARGAR UN VESTIDO DE VERANO

Una de las cosas que más cuesta del fin del verano es la de tener que decir adiós a los looks playeros que tan cómodos nos han resultado. Y no es que durante el año no vayamos cómodas, pero la facilidad con la que nos vestimos en verano no se repite en ningún otro momento, porque la sensación de colocarte cualquier vestido encima y salir a la calle es ideal.

Por ello, os propongo una solución; la de alargar el uso de parte de los vestidos de las vacaciones, con una blazer informal encima y cambiando el capazo de paja por un bolso más formal; ¿fácil verdad? ¡pues aquí os pongo un ejemplo!

El vestido del look de hoy es de esos de punto super sencillos de Zara, bastante resultón y que no se arruga en absoluto, aunque tiene una pega y es que marca bastante. Aún así me gusta y lo llevo a menudo. En esta ocasión lo he combinado con una americana también de punto súper elástica y unas cuñas con pedrería. Me parece un look perfecto para la oficina a la vez que muy comfy, que ya tendremos tiempo de volver a los jeans y a los pantalones apretados…

La blazer no tiene nada de particular, pero al tener el toque navy y el tejido tipo sudadera hace que pierda bastante la formalidad de sus lineas y que podamos usarla con diferentes estilos. Valdría con unos jeans, un pantalón de vestir o una falda.

La sandalia es una monada, ¿o no?, pero es muy sencilla (en cuanto a calidad) y se nota, así que no sé si sirve para aguantar todo el día fuera de casa, sinceramente. A medida que vaya refrescando más por las mañanas podemos cambiar las cuñas por unas bailarinas o incluso por un botín, ¿por qué no? Se trata de no tener la mayoría de la ropa clasificada solo en una temporada, sino poder “estirarla” al máximo para tener el mínimo de trabajo en el cambio de temporada, además de aprovechar muchísimo más la ropa.

Y por último, los complementos. El toque final, la guinda del pastel de cualquier look. Los pendientes claramente aportan un poco de color y brillo a tanto negro y hacen de hilo conductor de la chaqueta (al tener los tonos azulados). No recuerdo dónde los compré porque tienen tiempo, pero estaban en el cajón donde guardo mi pequeña colección y os animo a ir, poco a poco, haciendo la vuestra. Me suelen gustar este tipo de pendientes de fantasía precisamente combinados con estilismos sobrios, imagino que es algo muy propio de mi estilo y que no a todo el mundo le tiene que gustar, pero sí os invito a que exploréis qué tipo de pendientes van con vosotras y son el complemento perfecto a vuestra ropa. Ya os adelanto que no hace falta hacer una gran inversión, la mayoría de pendientes que me compro cuestan entre 5 y 10€, totalmente asequible 😉

¿Qué os parece el look de hoy? ¿Os animáis a hacer algo parecido con alguno de vuestros vestidos de este verano? ¡Feliz semana!

IMG_1832 IMG_1798 IMG_1807 IMG_1824 IMG_1816 IMG_1856 IMG_1871 IMG_1944 IMG_2072 IMG_1949 IMG_1956 IMG_1969 IMG_1980 IMG_1836 IMG_1845 IMG_2662

Pendientes (?), gafas Massimo Dutti, americana (similar en otro color), vestido Zara (similar), bolso Furla, cuñas Stradivarius

SESIÓN DE FOTOS DEL EMBARAZO

¡¡Hola!! ¿Qué tal estáis? ¡¡¡Qué abandonado tengo el blog!!! Y que penita me da no poder dedicarle más tiempo. El caso es que a menudo me vienen ideas a la cabeza que me gustaría compartir por aquí o llevo algún look chulo que imagino que os puede gustar (tengo este espacio muy presente), pero acabo por no publicar nada porque me suele quedar todo a medias y, lo que es peor, la mayoría de veces ni empezado. Pero bueno, el motivo es buenísimo: estoy liadísima cuidando de mis pollitos y es algo que hago contentísima y muy convencida, así que no me quejo, solo que me gustaría que el día tuviera más horas, aunque imagino que es lo que le gustaría a más de una. En fin 🙁

Como hace mucho que no escribo os pongo un poquito al día: ¡Max ya tiene un mes y una semana! Y no os hacéis una idea lo rapidísimo que me ha pasado. Es un bebé precioso (que voy a decir yo), muy tranquilito y que nos da muy poquita guerra. Aún así, no dormimos todo lo que nos gustaría y acabamos el día con bastantes cositas de la lista sin tachar; pero estamos felices, muuuuy felices y agradecidos de que todo saliera tan bien y tengamos con nosotros dos niños tan sanos. Y no me enrollo más y voy a lío.

Una de las cositas que tenía pendiente y, por fin, publico hoy es este post con dos looks super especiales para mí: los que elegí para la sesión de fotos del embarazo. En el embarazo de Chloe no le dimos importancia y pasamos de hacernos ningún reportaje, pero nos arrepentimos un pelín y esta vez decidimos que sí lo haríamos ¡El resultado me super encanta!

No sabía si publicar este post, principalmente porque se hace un poco raro ver a tres personas tan veraniegas cuando en realidad hace un frío que pela; pero es lo que tiene llevar tanto retraso y pretender contar algo que pasó en agosto. Luego he pensado que la idea puede servir igual a cualquier mami que quiera hacerse una sesión o incluso a una familia que esté pensando en preparar la felicitación de Navidad, así que os pongo algunas de las fotos y os cuento qué tuve en cuenta para elegir mis looks (bueno, en realidad los de los tres)

Lo primero que hice fue pensar en el estilo. La idea de foto que me apetecía tener: algo muy natural y relajado, nada serio ni estático, por lo que era importante hacerlo al aire libre, en la naturaleza.

Después pensé en los colores o tonos que quería para las fotos. Siguiendo con la idea de una imagen suave y natural me apetecían colores pastel, a poder ser con un toque de rosa que tanto me gusta.

Además, tenía la idea de buscar una combinación armoniosa en los estilismos de los tres, pero sin necesidad de ir vestidos iguales.

También tenía claro que no quería hacer una gran inversión a la hora de elegir nuestros looks, por lo que se trataba de utilizar prendas que ya teníamos y simplemente añadir algún accesorio como detalle para dar unidad al conjunto. Así que compré pequeños complementos pensando en que aportaran frescura y color a las fotos. Las dos diademas, las zapatillas para Max, el kimono y la pulsera son el toque perfecto para romper con las base más monótona de los grises y los pasteles. Pero no es penséis que luego no me lo he puesto, al contrario; desde el verano pasado que descubrí lo resultonas que son las cintas, turbantes y diademas, casi que las he empezado a coleccionar. Prácticamente las uso a diario, por el toque que la dan a mis outfits y porque tengo poco tiempo para arreglarme el pelo y así se nota bastante menos, jejejeje.

Ya veis que no nos pusimos nada del otro mundo, pero la combinación de la ropa de los tres me encanta como queda. Me parece que es un recuerdo ideal del que espero muy pronto hacer un álbum precioso, además de poner alguna foto enmarcada en algún lugar de casa.

¿Qué os parecen los looks? ¿Os habéis hecho sesión de fotos durante el embarazo? Y, ¿qué me decís de las diademas?

image-2018-12-03 image-2018-12-03 (1) image-2018-12-03 (2) image-2018-12-03 (3) image-2018-12-03 (4) image-2018-12-03 (5) image-2018-12-03 (6)

Diadema Sfera (similar), kimono Brighty&Co (en otro color), pulsera Sfera, vestido Envie de Fraise

Chloe: vestido Zara

image-2018-12-03 (7) image-2018-12-03 (9) image-2018-12-03 (8) image-2018-12-03 (10) image-2018-12-03 (11)

Diadema Stradivarius (similar), top Brighty&Co, falda Brighty&Co. Zapatillas bebé Kiabi

Chloe: vestido Zara

 

TRES ESTILISMOS PARA EL EMBARAZO

¡Hola! Hoy vengo con un post un poco diferente, diferente porque en vez de mostraros un solo look como suelo hacer habitualmente os muestro tres ¿El motivo? Ya os lo imaginaréis, estoy en la semana 38 de embarazo y me he relajado tanto que casi no me he pasado por aquí. He estado tan tranquila y tan centrada en mi familia, el embarazo y la preparación al parto, que no he tenido la cabeza para el blog y mucho menos para Instagram (@tairedondo). Aún así, me he quedado con las ganas de contaros algunos de los truquitos que he utilizado en este embarazo y que me han venido fenomenal para sentirme mejor con los tan evidentes cambios que ha experimentado mi cuerpo en estos últimos meses. Por ello, se me ha ocurrido juntar en este post tres estilismos que he usado muchísimo por si os pueden inspirar y dar ideas.

Aclaro que este verano no he estado trabajando, con lo que mis looks han sido super relajados, cómodos y fresquitos. Siempre se hubieran podido “tunear” con alguna blazer o zapato más formal, pero todo lo que me he comprado ha ido en la línea de que fuera sencillo, versátil y bastante sport.

El primero de los looks que os enseño es muy muy básico: Un pantalón elástico, un top con detalle en los hombros y unas deportivas. Las fotos son del mes de julio, pero ambas prendas las he estado usando desde el cuarto mes de embarazo hasta ahora, así que más que amortizadas.

¿Cuál es el tip de este look? Pues un punto a favor es el escote en forma de V, que estiliza muchísimo. Y el hecho de poner el foco de atención en el sitio adecuado: con los adornos y volumen en la zona de los hombros. En cambio, nada de decoraciones en la barriga ni en las piernas, además de usar color oscuro (también estiliza) para los jeans. Para mi los de H&M son los pantalones premamá que mejor sientan, con diferencia. Lo he intentado con otros y me he gastado bastante más de lo que cuestan estos, pero como su patrón ninguno, así que mejor gastar el dinero en otra cosa 😉

IMG_5331 IMG_5427 IMG_5332

Top Mamalicious en Paramamá, pantalón H&M, zapatillas Adidas

En el segundo de los looks el protagonista es el súper comodín vestido negro; mi mejor compra en este embarazo. Me lo he puesto hasta el aburrimiento, y no es un decir. Ahora me lo pongo y ya me empieza a dar pereza; ¡No sabéis las ganas que tengo de poder vestir mi ropa normal! Bueno, a lo que iba, me lo he combinado de mil y una maneras: con deportivas y una tejana, con sandalias de vestir y blazer… hasta con chanclas de playa. Así que recomiendo a toda embarazada hacerse con uno igual.

¿Y el truco? Es ideal porque tiene un escote bastante pronunciado y es muy muy elástico, por lo que se adapta perfectamente a la silueta. No tengáis miedo de la talla, hay que pedir la que se usa sin estar embarazada, puesto que cede muchísimo (la mía una S). Ah, eso sí, los accesorios jugarán un papel importantísimo si realmente queremos sacarle mucho partido.

IMG_5736 IMG_5746 IMG_5740 IMG_5750 IMG_5741

Vestido Mamalicious (versión corta), pendientes Sfera, bomber Zara, sandalias Kanna (similares), bolso Sfera

Y en el último look os enseño un vestido que no es de embarazada, pero que me ha hecho un buen papel estos meses. Cansada de la poca variedad de prendas que hay en las firmas premamá, he recurrido bastante a ropa de las típicas de Inditex, pero comprando más talla de la que acostumbro a usar. En este caso me pedí una M, pero como se me habría del pecho me hice añadir botones para no tener ningún “incidente”.

Lo ideal de este vestido es que es muy fresquito, algo que se agradece mucho si estas embarazada en verano. Y que aún y siendo ancho, al tener el corte imperio y, por lo tanto, estrecharse en la zona de debajo el pecho, dibuja una silueta femenina que favorece más que un vestido recto. Una vez más, al tratarse de un vestido  bastante austero, es preferible ponerle algún pendiente o accesorio de mayor tamaño o más vistoso para que no quede tan soso.

IMG_5828 IMG_5858 IMG_5967 IMG_5833 IMG_5914 IMG_5850 IMG_5944

Pendientes Stradivarius, vestido Oysho, bolso Furla, sandalia Zara (similar)

UNA BOMBER DE PRIMAVERA

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? ¡Cuantos días sin pasarme! Ya tenía ganas de retomar la actividad por aquí, pero me ha sido difícil hacerlo antes. Las fotos las tengo desde hace un par o tres de semanas, pero tenía que seleccionarlas y escribir el post y por poco que parezca requiere un ratito largo que no he podido encontrar hasta hoy. Aún así, ¡aquí estoy con un nuevo look!; un outfit sport muy sencillo al que le añadí una prenda de la que estoy totalmente enamorada, y me diréis exagerada, pero no sabéis el exitazo que ha tenido (me han preguntado muchísimo por ella) y la de días y días que la he llevado.

Esta bomber tan ideal la encontré en una de mis visitas relámpago a Stradivarius y solo con verla colgada en la percha supe al instante que se venía para casa. Me encantó su tejido super fino y ligero y el estampado de colores alegres perfecto para aportar alegría a mi armario. En primavera, al tener un tiempo más inestable, las chaquetas finitas son mis mejores aliadas y me encanta hacerme con varias de diferentes estilos y colores, pero mi tendencia es la de decantarme por prendas más formales o clásicas y esta me pareció algo distinto, ideal para variar un poco.

En el look de hoy la veis combinada con unos jeans y una camiseta básica, pero encaja a la perfección con un total look en negro o uno en blanco, o combinada con un vestido o una falda más formal. Es un prenda muy muy versátil que después de dejar atrás el invierno da muchísima vida a mis estilismos con esta combinación tan espectacular de colores fríos e intensos.

Si hay algo en lo que insisto mucho, tanto en los Talleres como en las sesiones individuales, es en la necesidad de buscar aquellos pequeños elementos que a cada una de nosotras nos sirven para vernos mejor, para estar más a gusto y sentir que nuestra ropa nos representa. En mi caso con una chaqueta especial y unos pendientes vistosos tengo un look resuelto, pero cada una debe encontrar aquello que la motiva o la inspira. Igual en tu caso sean unos zapatos o un top original, pero sea lo que sea, lo que está clarísimo es que es muy necesario contar con prendas especiales en el armario capaces de levantar el look más simple; ¿no creéis?

¿También recurrís a las chaquetas para conseguir looks más resultones? ¡Contadme! ¡Besos!

IMG_3724 IMG_3725 IMG_3727 IMG_3788 IMG_3838 IMG_3735 IMG_3712 IMG_3824 IMG_3844 IMG_3773 IMG_3970 IMG_3958 IMG_3899 IMG_3951 IMG_3737 IMG_3754 IMG_3693 IMG_3689

Cazadora bomber Stradivarius, camiseta Zara, jeans Stradivarius, bolso Roberto Verino, zapatillas Converse

 

 

UN PANTALÓN DE VESTIR PRÍNCIPE DE GALES

En general, soy poco de estampados y si hago un repaso a mi vestidor me doy cuenta que tengo muchas prendas en colores enteros, sin mucho detalle o motivo. Por alguna razón me identifico más con la sobriedad de lo liso, añadiendo algún brilli brilli y algún volantito, eso sí; pero la mayor parte de mi ropa es más bien austera. Así es mi estilo y me siento muy cómoda con él, pero últimamente veía poca variedad de pantalones en mi armario, con bastante de lo mismo o muy parecido, con lo que estaba un poco aburrida de las combinaciones habituales.

Decidida a ampliar el repertorio, hice un repaso mental de los que son más tendencia: están los de lunares, pero es un estampado que no encaja demasiado conmigo; después tenemos los de rayas, que no son la mejor opción para mi silueta; los floreados, que no descarto, pero los reservo más para el veranito; y por último, los de cuadros, que son los que más me convencen. Me fui de compras y volví a casa con un par de pantalones de cuadros y uno de ellos es el del look de hoy. El otro seguro que lo saco en un post próximamente, porque también me encanta.

El look que os quiero mostrar me parece una buenísima opción para el día a día de trabajo, siempre que no requiera muchísima formalidad. Con el pantalón (cómodo, comodísimo, que no se arruga lo más mínimo y sienta fenomenal) consigo el toque clásico, pero en vez de llevarlo con camisa y/o blazer opto por una camiseta blanca de algodón y un trench rosa super fluido; llevando el estilismo a mi terreno, aportando el punto más dulce y femenino que tanto me gusta. El zapato y el bolso aportan contraste, aunque también funcionaría muy bien con un salón negro y un bolso más discreto tipo shopping bag y no este de fiesta. Para las que seguisteis el reto #máscreatividadmenosropa os habréis dado cuenta de que este bolso os suena y es que es el mismo modelo que me compré en Fin de Año, pero en otro color. Y os dije que me había enamorado de él y que lo buscaría en otros tonos ;).

Esta es una de las combinaciones que se puede hacer con el estampado Príncipe de Gales del pantalón, pero en lo poco que los tengo se me han ocurrido muchísimas más que he ido usando. Os aconsejo que os probéis pantalones de este estilo y que os llevéis alguno para casa, veréis el juego que os dan y el alivio que se siente al dejar descansar a los de siempre en color negro y azul marino. Por si os animáis, ya os adelanto que los otros son en cuadro Vichy y ¡sientan de 10!, ah y os pongo el enlace (aquí) para que no tengáis excusa y cuando vayáis os probéis los dos 😉

Si alguna se va de shopping, ¡contádmelo porfi!, que me hace mucha ilusión cuando me decís que os ha servido alguna de mis recomendaciones ¡Besos!

 IMG_3291 IMG_3367 IMG_3304 IMG_3324 IMG_3347 IMG_3342 IMG_3344 IMG_3369 IMG_3469 IMG_3500 IMG_3478 IMG_3479 IMG_3379 IMG_3562 IMG_3615 IMG_3248 IMG_3620 IMG_3270 IMG_3569 IMG_3567 IMG_3634

Pendientes, trench y camiseta Stradivarius, pantalones Zara, bolso Ted Baker (en otro color, otro y otro) y zapato Naf Naf

CHAQUETA DE TWEED

Hay a quién le parece una prenda demasiado clásica y quién no puede vivir sin un armario lleno de ellas, como es mi caso. Y es que la chaqueta de tweed, también llamada “chaqueta tipo Chanel”,  o te encanta o no te dice nada; es difícil un punto medio.

Nació en los años 20 de la mano de Cocó Chanel como prenda para liberar a la mujer de la rigidez del vestuario de la época y desde entonces ofrece comodidad y funcionalidad a las mujeres que se visten con una. No se arruga, tiene cuerpo a la vez que es ligera, no es nada delicada y es super agradable de llevar, además no tienes que gastarte un dineral si decides incorporarla a tu armario. Desde luego, tiene que ser lo más llevar una de la mítica maison francesa; pero mientras, tenemos opciones de todos los colores, largos y precios para elegir la que mejor se adapte a nosotras.

Me gusta en un look formal con pantalón de raso con caída y zapato salón, como también con jeans y unas Converse; en realidad me declaro una auténtica fan de esta prenda. Cada temporada me repito que no voy a caer, que ya tengo suficientes, pero realmente hay de tan tan preciosas que me cuesta contenerme. Las de Zara son, sin duda, mis preferidas: por su diseño, el colorido que utilizan en el entramado y su relación calidad-precio, así que solo puedo decir una cosa: “Sr. Amancio, deje de hacer chaquetas tan bonitas”.

Si sois de las que aún no le habéis cogido el punto a esta prenda y os cuesta veros con ella podéis hacer dos cosas que espero ayuden. La primera, elegir la que más encaje con vuestro estilo. Aunque a simple vista parezcan todas iguales os aseguro que tienen matices y en los detalles está la diferencia. No es lo mismo una con los botones tipo joya, que una acabada con flecos, con los bolsillos extra grandes o con una combinación de colores super extravagante y divertida. Y la segunda, llevarla a vuestro terreno, ¿cómo? pues usándola con vuestra ropa de día a día; queda bien con casi todo, no requiere de grandes ni creativas mezclas. Junto con una camiseta básica y unos jeans saldréis a la calle super estilosas y comodísimas ¡Si empezáis no podréis parar! 😉

Y eso es lo que hice con el look que os enseño hoy, ponerme una camiseta sencillísima (de esas que tenemos en 5 colores distintos) y unos jeans elásticos que no me quito de encima. El zapato, el bolso y los pendientes le dan el toque un poco más especial, pero dependiendo de la situación, con una deportiva estaría lista y sin complicaciones.

¿Qué os parece el look? ¿Os gustan las chaquetas chaneleras? Os dejo una selección de algunas a las que les he echado el ojo, por si os inspiran ¡Qué disfrutéis de la Semana Santa, nos leemos a la vuelta!

IMG_2233IMG_2217 IMG_2219 IMG_2278 IMG_2237 IMG_2244 IMG_2254 IMG_2303 IMG_2416 IMG_2255 IMG_2354 IMG_2441 IMG_2305 IMG_2430 IMG_2323 IMG_2279 IMG_2423 IMG_2374 IMG_2488 IMG_2281 IMG_2426

Pendientes Stradivarius, chaqueta Zara, camiseta Massimo Dutti (similar), jeans Zara, bolso Stradivarius, zapato Uterqüe

tweed1 tweed2

1. Zara 2. Zara 3. Mango 4. Pinko 5. Bershka 6. Naf Naf

DÉCIMO Y ÚLTIMO LOOK DEL RETO – MODO CEBOLLA

Con un poco de penita llego al décimo y último look de mi reto #máscreatividadmenosropa, aunque reconozco que a la vez aliviada porque me ha resultado un tanto estresante a nivel logístico. Pero ya habrá tiempo de hacer una valoración una vez finalizado, de momento nos centramos en el look.

Inicialmente, tenía pensado hacer el último estilismo con la falda y una botas altas, conjunto perfecto para los días de lluvia y nieve que hemos tenido, pero mi mente ya está puesta en el buen tiempo, con ganas de calor y color. Así que os muestro un look más propio de primavera que de las bajas temperaturas de esta semana, convencida que en pocos días lo podré llevar sin problema.

Desde que me compré estos zapatos salón en color fucsia no paran de venirme a la cabeza looks preciosos en los que me quedarían ideales; nada, que me muero de ganas de estrenarlos. Cuando venga la primavera de forma definitiva, los usaré con estampados florales, blusas frescas en colores suaves e incluso con vestidos y faldas; pero antes espero llevarlos con looks un poco más abrigados “modo cebolla”. El “modo cebolla” no es nada más que usar capas y capas para poder abrigarme si tengo frío o sacar si sale el sol o va haciendo calor a medida que pasa el día.

Esto es lo que hice con este look, con unos jeans y una camisa con las mangas con volumen y perlas; a los que añadí un jersey, una chaqueta larga con flecos y un fular. El fular es el hilo conductor que permite usar el jersey en color burdeos, con un zapato rosa y un bolso camel y que quede visualmente bonito y armónico. Ya hace un año que lo tengo y día sí, día no, me lo pongo; puesto que con el mix de colores prácticamente con todos mis looks queda bonito.

¿Os gusta el look? ¿Pensáis que es cómodo? ¡Un beso!

IMG_0788IMG_0802 IMG_0847 IMG_0927 IMG_0853 IMG_0898  IMG_0915 IMG_0928 IMG_0964 IMG_0938 IMG_1010 IMG_1103 IMG_1151 IMG_1164 IMG_1108 IMG_1138 IMG_1109

Pendientes Stradivarius, camisa Zara, jersey Uterqüe, chaqueta Roberto Verino (old), jeans Zara, bolso Caramelo (old), zapato Naf Naf

OCTAVO LOOK DEL RETO – ANIMAL PRINT

¡Ya queda muy muy poquito para llegar al final de mi reto #máscreatividadmenosropa y hoy vamos con el octavo look! Se trata de un estilismo fácil que resulta muy versátil, pues en función del zapato con el que lo combine es perfecto para trabajar o para ir al parque.

Imagino que a la mayoría de mamis que me leéis os pasará algo parecido, y es que me encanta arreglarme cuando trabajo y tengo cita con mis clientes; pero no me siento nada cómoda cuando voy muy arreglada para ir a buscar a la peque al cole, al parque o acompañarla a alguna actividad extra escolar. El caso es que por poco que pueda paso por casa, me cambio y me visto con ropa de trote. Si me resulta imposible, cojo con antelación una zapatilla o zapato plano de repuesto y cuando estoy con ella me bajo de mis salones, ¡y listo!

Y esto es lo que hice con este look. Hay una versión con el salón burdeos, que aunque resulta super mega cómodo, os lo aseguro; no es el ideal para una tarde de parque. Y una segunda versión con mi nueva zapatilla con estampado animal que me parece muy resultona y que queda perfecta con el estilismo. Por cierto, me la compré este sábado de rebajas muy bien de precio y ahora veo que está aún más barata en la web.

La base del look son unos pantalones negros con el bajo desigual, un jersey con un poco de cuello (compra también del sábado pasado) y una biker preciosa. Para romper con el negro – burdeos me puse un bolso de mano en animal print que me tiene loquita y ahora no me quito de encima; me gusta como queda con el zapato más formal y también con la zapatilla (compartiendo estampado).

Viendo este look, me he dado cuenta de que últimamente me ha dado fuerte con el estampado de leopardo. En menos de un mes me he comprado dos zapatos y un bolso en animal print; ¿quizá too much para mi armario discreto en rosas y grises? Sea como sea, ya son míos y me está gustando como quedan en mis combinaciones y os animo a vosotras a hacerlo también; por lo que os he hecho una selección de complementos que espero que os guste.

¿Qué os parece el look? ¿También estáis a tope con el animal print? ¡Contadme!

IMG_0021 IMG_0099 IMG_0034 IMG_0057 IMG_0058 IMG_0323 IMG_0069 IMG_0127 IMG_0193 IMG_0223  IMG_0202 IMG_0232 IMG_0238 IMG_0240 IMG_0164 IMG_0255 IMG_0307 IMG_0236IMG_0302

Pendientes Stradivarius, cazadora biker Mango, jersey punto Mango, pantalón Zara, bolso Sfera (esta temporada, pero no sale en la web), zapato salón Naf Naf, zapatilla deportiva Zara

animal print1. Bolso Zara 2. Cinturón Pepe Jeans 3. Bailarinas Pretty Ballerinas 4. Gafas Furla 5. Guantes Pepe Jeans 6. Pañuelo Stradivarius 7. Bolso Pedro del Hierro 8. Zapato salón Zara

SÉPTIMO LOOK DEL RETO – OFFICE

¡Buenos días y feliz lunes! Si sois de las que tenéis un trabajo de oficina que implica ir bastante formales durante la semana, el look de hoy, el séptimo del reto #máscreatividadmenosropa, puede daros alguna idea que introducirá alegría y dinamismo a vuestro vestidor.

Vestir de traje, blazers y camisas tiene ciertas ventajas; la principal es que los looks están bastante establecidos y no necesitáis invertir mucho tiempo en pensarlos. Pero a la vez, esta misma ventaja puede resultar un inconveniente enorme si abrís el armario y os resulta aburrido y muy repetitivo. Para que esto no ocurra, recomiendo añadir a los trajes básicos y lisos, algún blazer o cazadora un pelín más extremados y camisas que tengan pequeños detalles decorativos que denoten un estilo más cuidado y actual.

Esto es lo que he hecho en el look de hoy, en el que he combinado un pantalón azul marino de corte clásico con una camisa básica azul cielo que lleva una pequeña decoración en el cuello y puños. Y en vez de elegir una chaqueta formal, he usado una cazadora más sport que hace más ligero el estilismo. Se trata de romper con la rigidez de un traje haciendo combinaciones distintas, ya sea con trajes de diferente textura y color o bien con trajes en el mismo color, pero de diferente estilo.

La cazadora ya tiene algunos años y es una pieza atemporal en la que no me importó invertir puesto que le doy muchísimo uso. El pantalón y la camisa, en cambio, son dos compras de estas rebajas. El zapato y los pendientes, los dos elementos que se repiten del reto ;).

Os he dejado una pequeña selección de camisas azul cielo decoradas que me parecen super bonitas, y que espero que os sirvan de inspiración ¡Un beso!

DSC_0634 DSC_0637 DSC_0640 DSC_0644 DSC_0648 DSC_0664 DSC_0674 DSC_0776 DSC_0679 DSC_0698 DSC_0720 DSC_0732 DSC_0752 DSC_0759 DSC_0765 DSC_0799 DSC_0859 DSC_0868 DSC_0873 DSC_0979 DSC_0880 DSC_0884 DSC_0904

Pendientes Stradivarius, gafas Pull&Bear, chaqueta Carolina Herrera (old), camisa Kookai, pantalón Zara, bolso Louis Vuitton, zapato Naf Naf

camisas azul

1. Camisa con bordado y borlas Zara  2. Camisa de rayas y abalorios Kookai  3. Camisa con tachuelas brillantes Karen Millen 4. Camisa abalorios Mango 5. Camisa con lazo en el cuello Pepe Jeans 6. Camisa rayas Claudie Pierlot