QUINTO LOOK DEL RETO – SIN MORIR DE FRÍO

¡Vaya día más primaveral! Desde luego mi propuesta de hoy desentona un pelín con el día tan espectacular que tenemos por aquí, pero es lo que tiene este tiempo tan loco, ¡que le vamos a hacer! Os enseño un nuevo look para mi reto #máscreatividadmenosropa, con una opción muy calentita para los días de invierno en los que nos apetece ir un poco más arregladas sin morir de frío.

Cuando bajan las temperaturas no tenemos porque renunciar a llevar falda o vestido, eso sí, debemos adaptar el resto de prendas para asegurarnos de no congelarnos. En este estilismo, el chaleco peludito y los guantes son las dos piezas clave para mantener el cuerpo a una buena temperatura; y las medias, aunque no me emocionan, indispensables. La idea era trasladar la falda de tul, con detalles de brillo, de un contexto más de noche a un plan de mañana; así que opté por contrarrestar el negro con diferentes tonos de gris y así suavizarlo. El hecho de que el jersey sea de punto gordo y un tanto oversize también le resta elegancia a la falda y la hace mucho más todoterreno, aunque para no ensanchar la silueta opté por meterlo un poco por dentro y así aportar verticalidad ópticamente.

El look hubiera quedado genial, también, con unas botas altas (ya las sacaré en otra propuesta), pero me encanta como queda con el zapato salón nude a juego con el bolso.  Últimamente estoy usando muchos zapatos tipo salón, siempre buscando una altura de tacón cómoda para aguantar todo el día; probablemente quedaría más estiloso con un super taconazo, pero hace tiempo que me olvidé de ellos, así sigo viéndome estilizada sin hacer sufrir a mis pobres pies.

La verdad es que ahora se llevan los zapatos tanto terminados en punta como más redondeados, pero os daré algunos tips que no viene nada mal tener en cuenta:

Los zapatos acabados en punta estilizan visualmente la pierna, por lo que si queréis veros unas piernas más largas y delgadas optar por ellos. Ahora bien, también hacen el pie más largo, así que si no os apetece ganar unos centímetros tratad de que no tengan una punta muy acentuada o buscadlos bicolor, la mejor opción para resolver dos aspectos en un mismo zapato.

Los zapatos redondeados, en cambio, restan largura, así que no son aconsejables para piernas más anchas o cortas. Si además tienen pulsera al tobillo tendréis la sensación de que las piernas han encogido, ¡no digáis que no os avisé! 😉

¿Vosotras también tenéis en cuenta cómo son vuestras piernas y vuestra estatura a la hora de elegir un zapato? ¡Un beso!

DSC_0143 DSC_0141 DSC_0150 DSC_0114 DSC_0151 DSC_0036 DSC_0094 DSC_0551 DSC_0518 DSC_0193 DSC_0394 DSC_0373 DSC_0364 DSC_0191 DSC_0308 DSC_0241 DSC_0160 DSC_0478

Pendientes Stradivarius, jersey Stradivarius, chaleco Sfera (old), falda Naf Naf, guantes Sfera, bolso Furla, zapato salón L.K. Bennett

CUARTO LOOK DEL RETO – CUADROS

¡Se acabó la semana y tengo unas ganas de finde impresionantes! El look que os enseño hoy, informal y desenfadado, es el cuarto de mi reto #máscreatividadmenosropa y me parece perfecto para disfrutar de tiempo de calidad y planes en familia un sábado o un domingo.

Prácticamente todas las prendas las habéis visto por aquí en distintos looks, así que se trata de un estilismo de reciclaje, de esos que me hacen sentir bien por amortizar el armario. La chaqueta es la única prenda que no os había enseñado, básicamente porque no tiene nada de especial, excepto el detalle de las perlitas a modo de botones; es la típica chaqueta sencilla que deberíamos tener todas (mínimo una en color oscuro y otra en uno claro) para poder usar encima de tops sin mangas o manga corta, incluso sobre camisas. El top, creo que es del invierno pasado, y es bastante resultón. Y los jeans burdeos me encantan, no solo por el color, sino porque son elásticos y se adaptan muy bien a la silueta.

Por último el bolso, el Metropolis de Furla, que se ha convertido en uno de mis preferidos. Tanto el que tengo en rosa como este en dorado me resultan muy prácticos para mi día a día y aunque se ve pequeño tiene la medida justa para que entren el móvil, la cartera y las llaves del coche, no pesa nada, la cadena es muy ligera y no se clava, además de que me permite tener las manos libres para hacer lo que quiera. No descarto comprarme otro en un color primaveral porqué lo encuentro muy práctico. Si alguna de vosotras está pensando en comprárselo, igual os interesa acercaros a La Roca Village, puesto que lo suelen tener de temporadas anteriores bastante mejor de precio. El que tengo rosa lo compré en la tienda, pero este dorado en el outlet y había bastante diferencia, ¡estáis avisadas! ¡Feliz finde!

DSC_0176 DSC_0184 DSC_0194 DSC_0177 DSC_0180 DSC_0215 DSC_0216 DSC_0217 DSC_0232 DSC_0148 DSC_0231 DSC_0230 DSC_0229 DSC_0223

Pendientes Stradivarius, chaqueta de punto Zara, top Zara, jeans Zara, bolso Furla (muy similar), zapatos Naf Naf

 

PRIMER LOOK DEL RETO – BLUSH

¡Buenos días! Hoy vengo con el primero de los 10 looks de mi reto #máscreatividadmenosropa. Para las que os perdisteis el post anterior dónde contaba en qué consiste, os invito a leerlo (aquí), pero básicamente estoy super dispuesta a gastar menos dinero en ropa dándole mucho más juego a lo que tengo en el armario.  He pensado usar como base el look que llevé para despedir el año, y durante 10 días publicaré un look que contenga, mínimo, dos de los elementos del estilismo de Nochevieja y ¡hoy muy ilusionada os muestro el primero!

Deciros que me lo he pasado genial montando los looks (tendríais que ver el follón que ha quedado en mi vestidor) y que ahora únicamente necesito tiempo para ir haciendo las fotos. Inicialmente pensé en sacar varios looks en un mismo post, pero me he dado cuenta que mi cabeza va más rápido que mis posibilidades, así que mi intención es ir publicando a diario (menos sábado y domingo) el resultado.

El look de hoy no me puede gustar más, y lo pienso explotar todo lo que queda de invierno; los colores rosa y gris son mis preferidos y combinados son el súmmum de la harmonía. Tanto los jeans como el chaleco son del invierno pasado y están más que amortizados; el jersey de perlitas, en cambio, es de nueva adquisición. Las dos cositas que repito del look de Nochevieja son los pendientes y el bolso, que aportan un ligero contraste al resto de tonos pastel. Y los zapatos, ¿qué decir de los zapatos? que hacía mucho, muchísimo, que no daba con unos tan preciosos y tan extra cómodos a la vez,  me encanta como quedan con los jeans pero también con un pantalón de vestir o incluso una falda, ¡vaya suerte la mía el día que vi que los habían repuesto en la web de Uterqüe!

¿Qué os parece el look? ¿Os gusta? He pensado que igual os animáis a darle una puntuación, del 1 al 10, y al final del reto vemos cuál ha gustado más ¿Os parece bien la idea?

DSC_0042 DSC_0047 DSC_0341 DSC_0069 DSC_0100 DSC_0104 DSC_0109 DSC_0112 DSC_0329 DSC_0177 DSC_0181 DSC_0413 DSC_0209 DSC_0211 DSC_0412 DSC_0262 DSC_0274 DSC_0431 DSC_0432 DSC_0438

Pendientes Stradivarius, jersey ( ? tiendita pequeña) , chaleco Stradivarius (está idéntico esta temporada), correa reloj Watxandco, bolso Ted Baker, jeans Zara, zapatos Uterqüe (no aparecen online, aunque igual hay en tienda. Os dejo un par en rosa que también son monísimos: salón destalonado y salón glitter)

UN PROPÓSITO PARA EL 2018: ¡COMPRAR MENOS ROPA!

El último día del año me estaba arreglando, pensado en el look que había elegido y en cómo después le iba a sacar partido. En la ducha le iba dando vueltas al tema (tengo el pelo largo y mucha cantidad, así que tengo para un buen ratito) y de repente se me ocurrió una idea que encaja a la perfección con uno de mis propósitos de este 2018: ¡comprar menos ropa!

Igual a priori parece que no tienen nada que ver, pero si soy capaz de explicarme bien, veréis que tiene todo el sentido. Algo en lo que insisto mucho a mis clientes es en pensar cuanto uso le van a dar a esa nueva prenda antes de comprarla, y de no adquirirla en el caso de que solo les sirva para un ocasión puntual. Hacemos un montón de looks con sus prendas para que vean que con poquito, pero adecuado, se puede tener un armario completísimo; pues bien, a menudo me cuesta aplicarme el cuento a mi misma. Procuro que mis compras sean meditadas y en base a necesidades, pero en el punto en el que está mi armario, ¿a quién quiero engañar?, ¿necesidades? ¡ninguna! Por lo que me compro cosas que me gustan, que me dan pequeños instantes de felicidad, pero que, como el resto, pasan a ocupar una percha en mi armario. Así que estoy decidida a comprar lo justo, cositas muy puntuales y especiales; del resto, por ahora, me olvido: tengo de todo.

Lo comprado hasta ahora no cuenta 😉 , pero para sentirme menos mal me he propuesto sacarle muchísimo más partido a mi vestidor; tirando más de creatividad que de tarjeta y os propongo que lo hagamos juntas. El look de fin de año me parece una buena base de dónde partir, ¿os gusta la idea? Yo elegí una falda de tul con brilli brilli, un jersey burdeos, un zapato salón también en un color vino y un bolsito precioso, ah y unos pendientes a juego. Son elementos que por separado son bastante discretos, pero juntos cobran un aire más festivo perfecto para nuestra cena con amigos de fin de año.

¿Cómo ibais vestidas vosotras? Igual si elegisteis un look muy muy de fiesta prefiráis hacer el ejercicio con el look de Nochebuena o de Navidad, no importa; se trata de ver si somos capaces de reutilizar las prendas que nos compramos para ocasiones más especiales y así amortizar, DE VERDAD, nuestras prendas.

Os enseño mi look, me encantó, muy de mi estilo; con lo que estuve comodísima y me gustaría que me enseñarais el vuestro, si os apetece. No sé muy bien cuál es la mejor forma de hacer esto, igual lo podemos compartir por Instagram y así puedo ir publicándolos. Me gustaría conseguir 10 looks con al menos dos de los elementos del estilismo de Nochevieja, así que los iré sacando por aquí cada semana (tranquilas que trataré de condensar varios en un mismo post) ¿Qué me decís? ¿Alguna tiene el mismo propósito? Si os parece, os animo a hacer el ejercicio juntas con el hashtag #máscreatividadmenosropa y mencionando mi cuenta @tairedondo. Espero que os animéis conmigo y ¡que tengáis un feliz 2018!

DSC_0014 DSC_0025 2 DSC_0213 DSC_0235 DSC_0177 DSC_0187 DSC_0289 DSC_0089 DSC_0484 DSC_0308 DSC_0293 DSC_0341 DSC_0416 DSC_0337 DSC_0453 DSC_0336 DSC_0234 DSC_0087 DSC_0168 DSC_0018

Pendientes Stradivarius , jersey Uterqüe (de esta temporada pero agotado), falda tutu Naf Naf, bolso Ted Baker, medias Calzedonia, zapato salón Naf Naf

ROJO PASIÓN

El rojo es un color muy pasional que simboliza amor y fuerza, a la vez que ira y peligro; son las dos caras de la misma moneda, por lo que al usarlo es recomendable tener muy en cuenta para qué ocasiones es más adecuado y en qué cantidad.

Transmite mucha energía e intensidad cuando lo usamos para vestirnos, maquillarnos o en accesorios, así que viene fenomenal en esos días en que estamos un poco más apagadas, ya sea porque no sentimos más flojitas anímicamente o simplemente nos haya quedado un look más soso; ¡una nota de rojo “levanta” el estilismo y el ánimo de manera sorprendente! Eso sí hay que usarlo con mucha moderación a nivel laboral, puesto que, si bien una nota de este color hará que nos perciban más seguras y extrovertidas, un exceso puede crear una barrera y transmitir agresividad y distancia.

En las fiestas navideñas, en cambio, en un entorno más familiar, dónde nos sentimos super a gusto y arropadas, podemos ser más creativas e igual nos apetece recurrir al rojo, tan representativo de estas fechas. Podemos simplemente maquillarnos las uñas o los labios, incluso utilizar algún complemento, pero las más atrevidas elegir una preciosa blusa roja o incluso un vestidazo impresionante en este color. En el look de hoy, al ser muy básico de fin de semana, opté por aportar sólo algunos detalles, pero me gusta el resultado y me han entrado ganas de más rojo, así que estoy fichando posibles prendas para ir super colorida esta Navidad, no sé si finalmente me atreveré, pero de momento es una posibilidad que me tiene muy entretenida, jajajaja. El resto de las prendas son muy calentitas perfectas para días de mucho frío. El jersey, en color block, es gustosísimo; y los pantalones, de efecto piel ya me los compré el año pasado y os lo enseñé en este look, pero al final  de la temporada me quedaron feos, así que al verlos idénticos los he repetido encantada.

Sea como sea, en pequeñas dosis o total look, debemos saber que el color rojo es muy sensible al ojo humano, por lo que llama mucho la atención y es bastante difícil pasar desapercibida con él puesto, así que si te apetece ser vista ¡adelante, no te cortes!; pero si eres de las que prefiere ir discreta, no te pases 😉

Y vosotras ¿Tenéis pensado usar rojo estas Navidades?

DSC_0048 DSC_0068 DSC_0069 DSC_0352 DSC_0075 DSC_0080 DSC_0083 DSC_0102 DSC_0334 DSC_0220 DSC_0230 DSC_0268 DSC_0314 DSC_0338 DSC_0374 DSC_0377

Pendientes, abrigo, jersey y pantalón Stradivarius, bolso Roberto Verino, zapatillas Converse

 

PERLAS PARA UN LOOK DE OTOÑO

No recuerdo en qué momento se pusieron de super tendencia las perlas, pero lejos de desaparecer se afianzan una temporada más como el detalle “top” para accesorizar todo tipo de prendas y complementos. El pasado invierno me compré mi primer jersey con perlitas y desde entonces he ido incorporando poco a poco, y sin darme cuenta, un montón de ropa y algún zapato con ellas. Consiguen que la pieza más básica parezca mucho más sofisticada y si no son excesivas (en cuanto a tamaño y cantidad) te harán verte delicada y muy femenina.

Eso sí, las perlas las asociamos a un tipo de complementos y vestimenta más clásicos, por ello, si queremos vernos actuales deberemos llevarlas a un terreno mucho más casual; usándolas en combinación con tejidos austeros, jeans rotos, cuadros grandes y prendas sporty, por ejemplo. Pero no sólo debemos verlas como un simple elemento decorativo, sino que podemos usarlas de forma estratégica colocándolas en aquellas partes de nuestro cuerpo dónde nos interese aportar un ligero volumen, así que pueden ser unas grandes aliadas.

Si resulta que te interesa aumentar la horizontalidad de tu espalda para compensar la zona de la cadera, nada mejor que una chaqueta con perlas en la zona de los hombros; ese pequeño volumen te hará verte mucho más compensada. También te darán sensación de más pecho si se encuentran en la zona del busto y te harán lucir una cadera más femenina si están decorando la parte superior de un pantalón. Así que no olvides pensar en qué parte del cuerpo te interesa más llevarlas ;).

En el look de hoy las perlas son bastante discretas, aún así aportan un pequeño brillo a una blusa de tejido grueso muy sencilla. Se trata de un estilismo muy otoñal, ideal para un fin de semana tranquilo en familia, con el chaleco de lana, de lo más agradable y calentito y el detalle del pompón en el bolso, que me parece una monada.

Y a vosotras, ¿Qué os parecen las prendas con perlas? ¿Habéis caído rendidas o ya las tenéis un poco aburridas? ¡Besos!

DSC_0765 DSC_0770 DSC_0752 DSC_0481 DSC_0785 DSC_0759 DSC_0755 DSC_0760 DSC_0753 DSC_0791 DSC_0799 DSC_0805DSC_0834 DSC_0283 DSC_0276 DSC_0215

Pendientes Sfera, gafas Pull&Bear, blusa Zara, chaleco Massimo Dutti (de esta temporada aunque no sale en la web), jeans Stradivarius, llavero pompón Zara, bolso Louis Vuitton, botines Stradivarius

UNA PIEZA QUE MARCA LA DIFERENCIA, EL CHALECO

¡Buenos días! Hoy os quiero enseñar un look perfecto para el día a día con prendas muy muy básicas que todas tenemos en el armario; peeero con una pieza que marca la diferencia; ¡el chaleco! No es la primera vez que os muestro un look con chaleco, pero sí la primera que lo hago con uno más formal con solapa y cinturón. Hasta ahora siempre me había fijado en este tipo de prenda cuando era peludita, muy de abrigo, pero hace unos días vi este chaleco en Zara y me pareció una pieza comodín 100%, de la que me enamoré nada más verla.

Me gustó porque tiene la capacidad de convertir en estiloso un look simple, además de aportar el toque formal cuando estoy en modo discreto y práctico. Para mi trabajo no puede ser más ideal; me abriga un pelín, pero no me aso de calor al entrar en las tiendas y tengo movilidad total (cosa que no me pasa con según qué chaquetas). Otro punto importante es que estiliza, y bastante; la caída del tejido, el color oscuro, la solapa en forma de V y el cinturón que ciñe la silueta son elementos que aportan verticalidad y dibujan una figura más próxima a la de reloj de arena (la ideal), así que todo son ventajas con él puesto.

En el look de hoy lo he combinado con una camisa de rayas más formal que también es una nueva adquisición, está en varios colores y tanto el tejido (muy ligero y suave) como la forma, me parecen ideales. Las bailarinas y el bolso, ambos clásicos, contrastan con el tejano roto que aporta un aire jovial e informal para conseguir una imagen menos estática y mucho más dinámica.

Dependiendo de la ocasión para que nos vistamos, este chaleco queda precioso combinado con botines y jersey o con zapato salón y pantalón formal tipo traje. En definitiva, se trata de una pieza que da muchísimo juego al resto del armario y con la que te sientes super a gusto ¿Te animas con una prenda así? ¿O ya tienes uno en tu armario? ¿Como lo combinas? ¡Feliz fin de semana!

DSC_0056 DSC_0007DSC_0061 DSC_0090 DSC_0110 DSC_0107 DSC_0108 DSC_0164 DSC_0339 DSC_0104 DSC_0199 DSC_0058 DSC_0314 DSC_0059 DSC_0133 DSC_0116

Pendientes Stradivarius, gafas Pull&Bear, chaleco Zara, camisa Zara, jeans Zara, bolso Louis Vuitton, bailarinas Carolina Herrera

LET’S PARTY!

Viendo el título del post de hoy cualquiera diría que os voy a hablar de un super plan de fiesta o de un club con la mejor música, pero no, lamento deciros que no. Igual hace unos años mi look de hoy hubiera sido el de cualquier noche de sábado para salir con amigas, pero en esta ocasión fue el outfit perfecto para una cena romántica los dos solitos. Hacemos pocos planes sin la peque porque nos encanta ir con ella a todas partes, pero el pasado viernes celebramos 5 años de casados y decidimos que era un buen momento solo para dos. Trabajamos hasta tarde con un día a tope y nos dio tiempo de ducha rápida y vestirnos a todo correr, así que no me compliqué nada y lo decidí sobre la marcha. El resultado me encanta y pensé en compartirlo por aquí porque resuelve una pregunta que muchas de mis clientas me hacen ¿Que me pongo para una cena informal?

Parece que una vez resueltos los looks para el trabajo, elegir qué ponerse para salir a cenar con amigos o la pareja, da muchos quebraderos de cabeza. El negro a menudo hace acto de presencia porque es el recurso más fácil, pero os doy algunos tips para montar un look con el que sentiros muy bien, juntando varias prendas de vuestro armario:

Si acostumbras a usar blazer para trabajar puede que te apetezca salir de la formalidad que te aporta y optar por una cazadora. Las hay más cortas y más largas, más sencillas y más recargadas. Elige la que mejor se adapte a tu silueta y la que más combine con tu estilo.

Pendientes extremados u originales. Parece mentira como pueden levantar un look unos pendientes. Cuando el estilismo pida a gritos color, dinamismo y alegría escoge uno de tus pendientes molones y verás qué cambio.

Taconazo. Es momento de subirse a las alturas, aunque solo sea unos centímetros. Eso sí, que sea cómodo;  el mío es comodísimo y ahora está muy rebajado, así que te lo recomiendo si no tienes un zapato salón clásico de fondo de armario.

Top especial. Todo dependerá de lo friolera o calurosa que seas, pero los tops lenceros o las camisas (también kimonos) satinadas con estampados florales son tendencia y sientan ideal. Te harán sentir especialmente sexy si tienen detalles de encaje o escotes más pronunciados. Este tipo de prendas son las que más cuestan de encontrar porque no solo nos tienen que sentar bien, sino que es importante sentirnos a gusto y especiales con ellas, así que hay que tener un par o tres siempre a punto en el armario. Para ello, lo mejor es que el día que veas una no la dejes escapar, la puedes guardar y esperar a que llegue su momento. La blusa de hoy la compré antes del verano y hasta el viernes pasado no la estrené, pero fue perfecto tener prisa, ir al armario y encontrarla allí esperándome; ventajas de tener un armario completo y organizado. 😉

¿Y tu? ¿Cómo te vistes cuando tienes una cena?

DSC_0478 DSC_0595 DSC_0481 DSC_0584 DSC_0484 DSC_0541 DSC_0545DSC_0815 DSC_0739 DSC_0551 DSC_0886 DSC_0838 DSC_0892 DSC_0885 DSC_0964 DSC_0966

Pendientes Stradivarius, cazadora Mango, top Pull&Bear, jeans Zara, zapato salón Mango (ahora en mangooutlet), bolso Furla

 

 

IRREGULARES Y CON FLEQUILLO

No siempre pasa, pero de vez en cuando la moda está de nuestro lado y hay que aprovecharlo. Se llevan los bajos de los pantalones de la forma más informal posible, cuanto más rotos mejor y cuanto menos preciso más estiloso, y no me diréis que no es un autentico alivio.

Me acuerdo que de adolescente cada vez que me compraba un pantalón nuevo tenía que esperar a que mi madre me cogiera el bajo y lo cosiera (o lo llevara a que lo hicieran) y eso tenía su tiempo; rápido aprendí que si lo necesitaba para el mismo día con unos imperdibles lo arreglaba, aunque también me apañaba con las tiras adhesivas y la plancha, el caso es que cuando me probaba un pantalón y me quedaba largo, me venía bajón.

Los  irregular hem jeans del look de hoy me los compré tal cual, pero bien podrían ser obra de un golpe de tijera rápido hecho en menos de cinco minutos. Las tiendas están llenas de este tipo de pantalones, pero es una buenísima solución si queréis actualizar algunos de vuestros jeans que se han quedado más anticuados, tan fácil como cortarlos más por delante que por detrás, dejando a la vista vuestros espectaculares zapatos. Si os animáis con “el proyecto” os aconsejo que le dediquéis unos segundos más y saquéis algunos hilos blancos al bajo para conseguir el estiloso efecto desflecado. Y hablando de deshilachados, ojo con cogerle el truco y empezar a cortar todas las prendas de vuestro armario, tampoco os paséis, pero igual tenéis por ahí un abrigo parecido al mío al que no le vendría mal un corte rápido (yo no me hago responsable, es solo una sugerencia 😉 ).

El resto del look es con complementos coloridos y una camiseta básica sencilla (de esas que recomiendo comprar en todos los colores una vez que descubres un corte que te favorece) ideal para una día de sol en el que pese a estar en otoño parecía que aún seguíamos en verano; qué pena que me temo que habrá que guardarlos hasta el año que viene, por aquí parece que definitivamente hemos cambiado de estación ¡Feliz finde!

DSC_0262 DSC_0364 DSC_0303 DSC_0246 DSC_0429 DSC_0426 DSC_0417 DSC_0407 DSC_0352 DSC_0279 DSC_0272 DSC_0316 DSC_0261 DSC_0401 DSC_0387

Pendientes Stradivarius, gafas Pull&Bear, chaqueta Zara (rebajas), camiseta Zara, collar Accessorize, jeans Stradivarius, bolso Zara, zapatos Zara (rebajas)

CUADROS Y BORDADOS, COMBINACIÓN DE TENDENCIA

Ir siempre vestida a la última con todas las prendas de super tendencia tiene que ser agotador además de una auténtica ruina. Me encanta la moda, estar pendiente de lo que presentan los diseñadores más top y seguir lo que las firmas low cost nos proponen al respecto, pero no me considero una fashion victim, ni mucho menos; prefiero ir a mi ritmo, consciente de mi realidad, mis necesidades y mis posibilidades, y es lo que aconsejo a mis clientes. Me gusta apostar casi siempre por prendas de fondo de armario y de vez en cuando introducir algunos elementos más de tendencia; para ello, antes de comprar, selecciono los musts de la temporada que encajan conmigo.

Si alguien me pregunta lo que se lleva este otoño-invierno la lista puede ser bastante larga, porque todo dependerá del estilo en el que nos movamos y las firmas de referencia, pero en líneas generales hay dos elementos que se repiten mires donde mires: los cuadros y los bordados.

Los estampados de cuadros invaden la mayoría de prendas en distintos colores y tamaños; pero el rey de ellos, sin duda, es el cuadro vichy. Una tendencia en la que merece la pena invertir por ser atemporal y fácil de combinar con nuestros básicos de fondo de armario, un clásico al que podemos sacar muchísimo partido.

Y los bordados, qué decir de ellos cuando lo difícil es encontrar una prenda sin su presencia. Enriquecen las prendas y le aportan el toque femenino. En colorines o colores únicos, sencillos o recargados, hay para todos los gustos. La verdad es que me encanta la frescura que aportan a los estilismos.

¿Y si combinamos las dos tendencias? Entonces ya me parece ideal, una mezcla de diez. Hay muchísimo donde elegir, pero el vestido del look de hoy fue apuesta a caballo ganador; ya veis que se trata de un estilismo bastante sencillo, muy en mi línea, pero con el que me sentí muy a gusto. Me lo puse hace dos fines de semana, cuando ya empezaba a refrescar pero al sol se estaba genial, sin medias y con sandalias, pero también lo usaré con bailarinas y con media negra y botín, en invierno. Me mantuve en la línea del gris, sin ninguna nota de color, pero combinado con rojo o con burdeos podría quedar genial, será cuestión de probar y jugar 😉

¿Qué os ha parecido el look de hoy? ¿También habéis picado con la mezcla de cuadros y bordados? ¡Feliz finde!

DSC_0470 DSC_0463 DSC_0443 DSC_0450 DSC_0506 DSC_0476 DSC_0605 DSC_0481 DSC_0480 DSC_0623 DSC_0595 DSC_0589 DSC_0554 DSC_0530 DSC_0656 DSC_0654

Vestido Zara, gafas Stradivarius, bolso Carolina Herrera, sandalias Zara, reloj Chaumet