DE BODA SINTIÉNDOTE TU MISMA

Parece que todas tenemos más o menos controlado qué ponernos en nuestro día a día. Tenemos algunos conjuntos ya seleccionados que repetimos sin problema, con los que nos sentimos cómodas para ir al trabajo, además de otros para el fin de semana, con sus accesorios y complementos elegidos… y todo fluye; pero de repente nos invitan a una boda y saltan las alarmas: ¡socorro!¡tengo que pensar en qué me voy a poner! y empiezan todas las dudas al respecto; ¿se me verá demasiado informal?¿o puede que excesivamente arreglada? ¿utilizo algo de lo que ya tengo en casa o me compro todo nuevo? ¿Vestido, falda, pantalón? Y así hasta que le hemos dado mil vueltas.

Y entonces llega el momento de calmarse y empezar por el principio, como siempre. Así que teniendo en cuenta el tipo de boda y dónde se celebra lo mejor es buscar en el armario si hay algo que nos apetezca “reciclar”, puede que sea un zapato muy cómodo o un bolso, o alguna joyita. Toca probarlo y asegurar-nos de que realmente nos vale y nos gusta como sienta.

Y a partir de esta prenda o pieza podemos comenzar a “construir” el resto del estilismo. Y así es cómo yo empecé a pensar en qué llevaría a la boda de unos amigos. Tenía clarísimo que el look giraría en torno a una falda que estaba esperando su momento en el armario desde hace mas de un año. Se trata de una falda espectacular que me compré en Ted Baker el año pasado, porque me enamoré de ella y me pareció ideal para una boda que teníamos entonces. Pero en seguida me quedé embarazada y llegado el momento vi que no me quedaba, así que la guardé para otra ocasión. Al tratarse de una falda con cuerpo y vuelo, el resto de los elementos me parece que pueden ser mas neutros y ligeros, por ello la combiné con un body rosa a juego con las tonalidades de las flores y un pequeño bolso que compré con la  misma tela.

A la hora de elegir los zapatos estuve barajando varias opciones: sandalia fucsia, zapato rosa o nude, sandalia azul cielo… pero finalmente me decanté por esta sandalia en un color oro rosado que queda ideal con el detalle de la cremallera de la falda (también en oro rosa) y la cadena del bolso.

Y como detalle final la diadema. Últimamente se han convertido en un complemento muy recurrente para mí y me pareció la ocasión perfecta para usar esta a tope de “brilli brilli”. Eso sí, entonces tocaba ir mucho más discreta con el resto, para seguir sintiéndome yo misma y no verme demasiado recargada ni disfrazada, porque aunque una boda es una ocasión muy especial, no hay motivo para perder nuestra esencia ni para pasarnos a un estilo con el que no nos sintamos cómodas. La chaqueta le decidí en el último momento y aunque es muy neutra me gusta el toque “austero” que le da al estilismo.

Contadme, ¿alguna vez habéis ido a una boda pensando en que no respetabais vuestra esencia? ¿Sintiéndoos un poco disfrazadas e incómodas?

Por cierto, siento que las fotos están bastante movidas y borrosas, pero resultó complicado buscar un momentito para hacerlas yendo a la boda con los dos peques; un poco más y no nos da tiempo 🙁

IMG_2609 IMG_2600 IMG_2493 IMG_2406IMG_2489 IMG_2432 IMG_2486 IMG_2411 IMG_2595 IMG_2561 IMG_2617 IMG_2613 IMG_4188

Diadema Zara, blazer Zara (muy similar), body Even&Odd, falda Ted Baker (old), bolso Ted Baker (en otro color), sandalias Menbur

 

PRENDAS ESPECIALES

Me encanta comprar en Zara, lo reconozco. Me encanta entrar y ver tanta ropa bonita, de un diseño súper actual y a tan buen precio; lo que ya no me gusta tanto es que la ropa se me estropee en seguida, que un zapato sea incómodo o que algunas prendas aunque sean muy de tendencia no se adapten para nada a mi silueta. Así que, tranquilamente, un 70% de las prendas y complementos de mi armario son de marcas “low cost”, pero reservo un 30% (que hace la diferencia) a firmas.

Este porcentaje (aproximado) es el que a mí me funciona y me va bien, pero cada uno debe encontrar su fórmula; dependiendo de su estilo de vida, gustos y, sobre todo, presupuesto. Y es que aunque sea muy pequeño este porcentaje, si contamos con prendas especiales en nuestro armario, a la larga nos gastaremos menos dinero y obtendremos looks más cuidados.

Y ¿por qué digo que nos gastaremos menos dinero? Por lo muchísimo más que duran las prendas de firma; no exagero en absoluto si os cuento que tengo chaquetas que tienen 10 años. Pero no las tengo colgadas, sino que las uso y me encantan; estoy pensando en una tejana, que me habéis visto por aquí (y es la que he puesto en la última foto del post), de la que estoy enamorada y está ya la pobre… pero la de años que tiene. Por tanto, estas prendas que de entrada tienen un precio más elevado, si tenemos en cuenta el uso que les damos, seguramente nos resultaran más “rentables” que el típico jersey de Stradivarius que llega muy justito y por los pelos al final de la temporada. Además, por el hecho de ser más caras el proceso de compra es mucho más meditado y reflexionado y cuando finalmente tomamos la decisión de llevárnoslo a casa es porque realmente lo queremos, así que evitamos el comprar por comprar.

Por otro lado, la calidad de los tejidos, el patrón y las decoraciones están más trabajados por lo que no sólo lo notarán los demás cuando te digan ¡Qué blusa más especial! ¿de dónde es?, sino que lo nota una misma al llevarla puesta.

Y el look de hoy está formado por estas piezas que pertenecen a mi 30%. El top y el short me los he comprado este año, y además rebajados, pero las sandalias tienen muuuucho tiempo. Me gusta cómo quedan las tres piezas juntas, pero al ser discretas encajan con infinidad de combinaciones y, lo que es mejor, no pasan de moda.

¿Qué porcentaje de vuestro armario lo forman estas prendas más especiales? ¿Os gustaría que fuera mayor? Algo que acostumbro a hacer es aprovechar las rebajas (principalmente online) y también ir de vez en cuando a La Roca Village para comprar a precio de outlet; en firmas como Ted Baker, Carolina Herrera o Maje siempre encuentro cositas preciosas a precios razonables 😉

IMG_0419 IMG_0406 IMG_0411 IMG_0386 IMG_0518 IMG_0399 IMG_0440 IMG_0557 IMG_0564 IMG_0444 IMG_0447 IMG_0551 IMG_0452 IMG_2077

Pendientes Stradivarius, top Claudie Pierlot (similar), short Ted Baker, bolso Louis Vuitton, sandalia Carolina Herrera

UN PANTALÓN DE VESTIR PRÍNCIPE DE GALES

En general, soy poco de estampados y si hago un repaso a mi vestidor me doy cuenta que tengo muchas prendas en colores enteros, sin mucho detalle o motivo. Por alguna razón me identifico más con la sobriedad de lo liso, añadiendo algún brilli brilli y algún volantito, eso sí; pero la mayor parte de mi ropa es más bien austera. Así es mi estilo y me siento muy cómoda con él, pero últimamente veía poca variedad de pantalones en mi armario, con bastante de lo mismo o muy parecido, con lo que estaba un poco aburrida de las combinaciones habituales.

Decidida a ampliar el repertorio, hice un repaso mental de los que son más tendencia: están los de lunares, pero es un estampado que no encaja demasiado conmigo; después tenemos los de rayas, que no son la mejor opción para mi silueta; los floreados, que no descarto, pero los reservo más para el veranito; y por último, los de cuadros, que son los que más me convencen. Me fui de compras y volví a casa con un par de pantalones de cuadros y uno de ellos es el del look de hoy. El otro seguro que lo saco en un post próximamente, porque también me encanta.

El look que os quiero mostrar me parece una buenísima opción para el día a día de trabajo, siempre que no requiera muchísima formalidad. Con el pantalón (cómodo, comodísimo, que no se arruga lo más mínimo y sienta fenomenal) consigo el toque clásico, pero en vez de llevarlo con camisa y/o blazer opto por una camiseta blanca de algodón y un trench rosa super fluido; llevando el estilismo a mi terreno, aportando el punto más dulce y femenino que tanto me gusta. El zapato y el bolso aportan contraste, aunque también funcionaría muy bien con un salón negro y un bolso más discreto tipo shopping bag y no este de fiesta. Para las que seguisteis el reto #máscreatividadmenosropa os habréis dado cuenta de que este bolso os suena y es que es el mismo modelo que me compré en Fin de Año, pero en otro color. Y os dije que me había enamorado de él y que lo buscaría en otros tonos ;).

Esta es una de las combinaciones que se puede hacer con el estampado Príncipe de Gales del pantalón, pero en lo poco que los tengo se me han ocurrido muchísimas más que he ido usando. Os aconsejo que os probéis pantalones de este estilo y que os llevéis alguno para casa, veréis el juego que os dan y el alivio que se siente al dejar descansar a los de siempre en color negro y azul marino. Por si os animáis, ya os adelanto que los otros son en cuadro Vichy y ¡sientan de 10!, ah y os pongo el enlace (aquí) para que no tengáis excusa y cuando vayáis os probéis los dos 😉

Si alguna se va de shopping, ¡contádmelo porfi!, que me hace mucha ilusión cuando me decís que os ha servido alguna de mis recomendaciones ¡Besos!

 IMG_3291 IMG_3367 IMG_3304 IMG_3324 IMG_3347 IMG_3342 IMG_3344 IMG_3369 IMG_3469 IMG_3500 IMG_3478 IMG_3479 IMG_3379 IMG_3562 IMG_3615 IMG_3248 IMG_3620 IMG_3270 IMG_3569 IMG_3567 IMG_3634

Pendientes, trench y camiseta Stradivarius, pantalones Zara, bolso Ted Baker (en otro color, otro y otro) y zapato Naf Naf

NOVENO LOOK DEL RETO – ¡ME ENCANTA!

Decir que el penúltimo look de mi reto #máscreatividadmenosropa (el noveno) es muy yo, muy de mi estilo, no tiene mucho sentido porque en realidad todos los estilismos que os muestro por aquí son de mi estilo y me siento a gusto llevándolos, además de que comunican quién soy; pero sin duda este es de aquellos que sin tener nada particular ¡ME EN-CAN-TA!

Sé que en parte, bueno que digo en parte, en mucho, muchísimo, se lo debo al rosa; al maravilloso abrigo rosa que por un segundo dudé si comprarme. Dudé por el reto, por aquello de no comprar si no se trata de una estricta “necesidad”, pero no pude resistirme. En mi defensa diré que soy consciente de la de prendas que tengo en este color, pero dejadme que os cuente que la chica de la tienda me dijo que era el único que le quedaba, que estaba rebajado, que me quedaba muy bien… en fin, que no pude decirle que no, casi que me vi obligada, jajajaja ;).

Combiné al abrigo con el jersey burdeos, parte de mi look de Fin de Año, y con unos jeans blancos con rotos que me habéis visto un montón de veces por aquí. El bolsito “famoso” queda ideal combinado con los tonos rosados liláceos de las flores, a juego con las prendas del estilismo; y como toque final los botines rosas. Son muy cómodos, pero muy sencillitos, dudo que sean de esos de días interminables y maratonianos, pero yo me los he puesto a ratitos y no tengo nada en contra que decir. Me los compré porqué me apetecía mucho un botín especial este invierno, pero no he encontrado nada que me llamara la atención y estos me han servido para quitarme la espinita. Ojalá fueran de mejor calidad para aguantar mucha “pelea”, a ver lo que duran.

¿Os gusta? ¿Demasiado rosa? ¡Ya sabéis que para mi nunca es demasiado rosa!

IMG_0354 IMG_0450 IMG_0367 IMG_0393 IMG_0447 IMG_0397 IMG_0368 IMG_0416 IMG_0384 IMG_0426 IMG_0456 IMG_0468 IMG_0520 IMG_0470 IMG_0480 IMG_0607 2 IMG_0484 IMG_0514 IMG_0517 IMG_0539 IMG_0564 IMG_0610

 

Pendientes Sfera, jersey Uterqüe, abrigo (tienda local), bolso Ted Baker, Botines Kiabi

SEXTO LOOK DEL RETO – EFECTO ESPÁRRAGO

¿Sabéis qué es el “efecto espárrago”? En el look de hoy, el sexto de mi reto #máscreatividadmenosropa, os cuento en qué consiste y cuando usarlo. Igual por el nombre puedo confundiros un poco y que os dé la sensación que hoy vengo con una receta, pero no; os quiero hablar de un truco a la hora de vestir que funciona de maravilla y es facilísimo de aplicar. No estoy segura de si alguna vez antes os he hablado de este truquito, solo espero que no haya sido muy reciente y no me repita ;).

Muchas de las mujeres que deciden trabajar su imagen conmigo quieren verse más estilizadas (ojo, que yo también me incluyo) y hablamos de los diferentes trucos para conseguirlo. Uno de los más sencillos y con un resultado evidente es el que yo llamo “efecto espárrago”. No sé de dónde ha salido el nombre, ni si realmente alguien más utiliza el mismo término, pero es una forma muy gráfica de explicar el efecto visual que conseguimos cuando nos vestimos enteras en un mismo color; nos pasa lo mismo que cuando vemos un espárrago, verde, fino y largo.

Cuando nos ponemos prendas en un único tono conseguimos dibujar visualmente una línea vertical que hace que la mirada (la nuestra y la de los demás) vaya de arriba a bajo y por lo tanto nos estilice ópticamente. Es un truco que funciona y que recomiendo mucho usar cuando buscamos desviar la atención de la horizontalidad. Eso sí, tampoco se trata de usarla a diario ni caer en la monotonía, por lo que si decidís usar este tip hacedlo con prendas un poco más especiales u originales y tratad de complementar el estilismo con alguna nota de color que rompa con la unidad cromática.

Para el look de hoy, todo en azul marino, elegí una falda monísima de punto super elástico que queda bastante ceñida pero resulta muy cómoda. La compré en Naf Naf para las fiestas de Navidad y le he dado bastante uso, aunque al ser cortita la reservo para el fin de semana porque no me resulta práctica para trabajar. La combiné con un jersey de punto de Pedro del Hierro que tiene muchísimos años, pero que por la buenísima calidad del tejido sigue estando en perfecto estado. Unas medias azules tupidas para conseguir el efecto de verticalidad y una cazadora en el mismo color. A la cazadora combinada (piel y algodón) no sabéis el trote que le he dado y mínimo tendrá unos 6 años. Por último, usé el zapato salón y el bolso de mi reto; que además quedan genial para crear contraste con el resto de elementos. Y, por último, un collar, de esos que tanto me gustan a mí, que siempre le dan un toque cuidado a los looks.

¿Qué os parece? ¿Veis el resultado  del “efecto espárrago”?

DSC_0300 DSC_0446 DSC_0299 DSC_0396 DSC_0301 DSC_0009 DSC_0179 DSC_0017 DSC_0032 DSC_0181 DSC_0152 DSC_0071 DSC_0196 DSC_0136 DSC_0162 DSC_0149 DSC_0169 DSC_0036 DSC_0575 DSC_0548

Cazadora Caramelo (old), collar Sfera, jersey Pedro del Hierro (similares), reloj Cartier, falda Naf Naf, medias Calzedonia, bolso Ted Baker, zapato Naf Naf

TERCER LOOK DEL RETO – SOBRIO

Seguimos con el reto #máscreatividadmenosropa y vamos con la tercera propuesta de look, usando tres de los elementos de mi estilismo de Nochevieja. La de hoy es una combinación perfecta para un día de trabajo y reuniones formales, dónde buscamos ser fieles a nosotras y nuestros gustos, pero con un resultado sobrio que transmita seguridad y profesionalidad.

El mismo jersey que usé para Fin de Año, con un pantalón negro, sirve perfectamente para diario. Podría ser un pantalón negro sin más, pero a mi me gusta aportar un pequeño toque original, y en este caso lleva un detalle de encaje en el bajo. Si os acordáis, os enseñé este pantalón en verano y os conté que lo había comprado en rebajas super bien de precio, así que fue una buenísima compra porque desde entonces me lo he puesto muchísimo (para recordar el look haz click aquí).

El abrigo también os lo había enseñado por aquí y resulta una pieza ideal para looks formales, lo único que si tengo previsto estar en la calle durante horas no me lo pongo, porque ahora mismo no me abriga suficiente; pero si voy del coche a un sitio cerrado, como un centro comercial (para las rutas de compras) es perfecto.

El bolso y los zapatos ya los conocéis y los veréis por el blog unos días más, sólo espero que lejos de aburriros, os den ideas para hacer lo mismo con las prendas de vuestro armario.

Por último, quería hablaros de los pendientes, un accesorio que aunque pequeño, debemos tener en cuenta al crear los estilismos. No se trata de invertir un dineral ni de tener una cantidad concreta, pero sí ir seleccionando aquellos que nos favorezcan y que queden armónicos con los colores de nuestras prendas. Hay muchísimas firmas e incluso joyerías donde encontrar pendientes espectaculares, pero si queréis mucha variedad y a un precio muy muy económico, os recomiendo la sección de bisutería de Sfera. Sé que no tiene nada que ver con una buena pieza de joyería, pero si buscáis opciones para cambiar a diario, resultonas y que no representen ninguna inversión, haced un vistazo a su web. Un día os enseñaré mi cajón de pendientes y veréis que la gran mayoría son de Sfera y son una monería ¿Qué puntuación le ponéis a este look?

DSC_0318 DSC_0314 DSC_0331 DSC_0431 DSC_0277 DSC_0266 DSC_0239 DSC_0279 DSC_0295 DSC_0260 DSC_0321 DSC_0356

Pendientes Sfera (similar), abrigo Zara, jersey Uterqüe, bolso Ted Baker, pantalones Zara, zapato Naf Naf

SEGUNDO LOOK DEL RETO – BÁSICO

 ¿Qué tal empezáis la semana? ¿Con energía? Yo la empiezo contenta por lo mucho que nos ha cundido el fin de semana y con ganas de enseñaros el segundo de los 10 looks de mi reto #máscreatividadmenosropa.

Si el primero de los looks del reto era más elaborado y femenino, el de hoy es muy básico y adaptable a cualquier ocasión ¿Hay algo más básico que unos vaqueros y un jersey azul marino? Yo creo que pocos looks hay que favorezcan tanto y a la vez permitan ser llevados en tantas situaciones. Si bien es verdad que al combinarlo con el zapato salón y el bolso queda un pelín más elegante, funciona perfectamente con una zapatilla deportiva o un botín, así que es super versátil.

Los jeans los compré a principio de temporada y en la web aún quedan rebajados. El jersey me lo compré antes de fiestas y me ha venido fenomenal para estos días, ya que el detalle del strass da muchísimo brillo al rostro y convierte la prenda en una opción de vestuario navideño muy resultona. El look funciona con muchas posibilidades de abrigo, pero para no ir tan sport me puse este de lana tan bonito, que estoy usando casi a diario. Es calentito y el corte favorece, además de tener el detalle en los puños y el bajo, que la hacen una prenda muy especial. El color, aún y siendo una especie de arena, tiene bastante de gris, así que nos queda bien a las personas de tipología fría que tanto tenemos que huir de un camel.

¿Qué os ha parecido el look? ¿Qué nota le pondríais?

DSC_0582 DSC_0602 DSC_0547 DSC_0583 DSC_0637 DSC_0642 DSC_0643 DSC_0746 DSC_0752 DSC_0690 DSC_0737 DSC_0694 DSC_0717 DSC_0742 DSC_0725 DSC_0753 DSC_0763 DSC_0771

Bolso Ted Baker, abrigo Zara, jersey strass Naf Naf, jeans Zara, zapato salón Naf Naf

PRIMER LOOK DEL RETO – BLUSH

¡Buenos días! Hoy vengo con el primero de los 10 looks de mi reto #máscreatividadmenosropa. Para las que os perdisteis el post anterior dónde contaba en qué consiste, os invito a leerlo (aquí), pero básicamente estoy super dispuesta a gastar menos dinero en ropa dándole mucho más juego a lo que tengo en el armario.  He pensado usar como base el look que llevé para despedir el año, y durante 10 días publicaré un look que contenga, mínimo, dos de los elementos del estilismo de Nochevieja y ¡hoy muy ilusionada os muestro el primero!

Deciros que me lo he pasado genial montando los looks (tendríais que ver el follón que ha quedado en mi vestidor) y que ahora únicamente necesito tiempo para ir haciendo las fotos. Inicialmente pensé en sacar varios looks en un mismo post, pero me he dado cuenta que mi cabeza va más rápido que mis posibilidades, así que mi intención es ir publicando a diario (menos sábado y domingo) el resultado.

El look de hoy no me puede gustar más, y lo pienso explotar todo lo que queda de invierno; los colores rosa y gris son mis preferidos y combinados son el súmmum de la harmonía. Tanto los jeans como el chaleco son del invierno pasado y están más que amortizados; el jersey de perlitas, en cambio, es de nueva adquisición. Las dos cositas que repito del look de Nochevieja son los pendientes y el bolso, que aportan un ligero contraste al resto de tonos pastel. Y los zapatos, ¿qué decir de los zapatos? que hacía mucho, muchísimo, que no daba con unos tan preciosos y tan extra cómodos a la vez,  me encanta como quedan con los jeans pero también con un pantalón de vestir o incluso una falda, ¡vaya suerte la mía el día que vi que los habían repuesto en la web de Uterqüe!

¿Qué os parece el look? ¿Os gusta? He pensado que igual os animáis a darle una puntuación, del 1 al 10, y al final del reto vemos cuál ha gustado más ¿Os parece bien la idea?

DSC_0042 DSC_0047 DSC_0341 DSC_0069 DSC_0100 DSC_0104 DSC_0109 DSC_0112 DSC_0329 DSC_0177 DSC_0181 DSC_0413 DSC_0209 DSC_0211 DSC_0412 DSC_0262 DSC_0274 DSC_0431 DSC_0432 DSC_0438

Pendientes Stradivarius, jersey ( ? tiendita pequeña) , chaleco Stradivarius (está idéntico esta temporada), correa reloj Watxandco, bolso Ted Baker, jeans Zara, zapatos Uterqüe (no aparecen online, aunque igual hay en tienda. Os dejo un par en rosa que también son monísimos: salón destalonado y salón glitter)

UN PROPÓSITO PARA EL 2018: ¡COMPRAR MENOS ROPA!

El último día del año me estaba arreglando, pensado en el look que había elegido y en cómo después le iba a sacar partido. En la ducha le iba dando vueltas al tema (tengo el pelo largo y mucha cantidad, así que tengo para un buen ratito) y de repente se me ocurrió una idea que encaja a la perfección con uno de mis propósitos de este 2018: ¡comprar menos ropa!

Igual a priori parece que no tienen nada que ver, pero si soy capaz de explicarme bien, veréis que tiene todo el sentido. Algo en lo que insisto mucho a mis clientes es en pensar cuanto uso le van a dar a esa nueva prenda antes de comprarla, y de no adquirirla en el caso de que solo les sirva para un ocasión puntual. Hacemos un montón de looks con sus prendas para que vean que con poquito, pero adecuado, se puede tener un armario completísimo; pues bien, a menudo me cuesta aplicarme el cuento a mi misma. Procuro que mis compras sean meditadas y en base a necesidades, pero en el punto en el que está mi armario, ¿a quién quiero engañar?, ¿necesidades? ¡ninguna! Por lo que me compro cosas que me gustan, que me dan pequeños instantes de felicidad, pero que, como el resto, pasan a ocupar una percha en mi armario. Así que estoy decidida a comprar lo justo, cositas muy puntuales y especiales; del resto, por ahora, me olvido: tengo de todo.

Lo comprado hasta ahora no cuenta 😉 , pero para sentirme menos mal me he propuesto sacarle muchísimo más partido a mi vestidor; tirando más de creatividad que de tarjeta y os propongo que lo hagamos juntas. El look de fin de año me parece una buena base de dónde partir, ¿os gusta la idea? Yo elegí una falda de tul con brilli brilli, un jersey burdeos, un zapato salón también en un color vino y un bolsito precioso, ah y unos pendientes a juego. Son elementos que por separado son bastante discretos, pero juntos cobran un aire más festivo perfecto para nuestra cena con amigos de fin de año.

¿Cómo ibais vestidas vosotras? Igual si elegisteis un look muy muy de fiesta prefiráis hacer el ejercicio con el look de Nochebuena o de Navidad, no importa; se trata de ver si somos capaces de reutilizar las prendas que nos compramos para ocasiones más especiales y así amortizar, DE VERDAD, nuestras prendas.

Os enseño mi look, me encantó, muy de mi estilo; con lo que estuve comodísima y me gustaría que me enseñarais el vuestro, si os apetece. No sé muy bien cuál es la mejor forma de hacer esto, igual lo podemos compartir por Instagram y así puedo ir publicándolos. Me gustaría conseguir 10 looks con al menos dos de los elementos del estilismo de Nochevieja, así que los iré sacando por aquí cada semana (tranquilas que trataré de condensar varios en un mismo post) ¿Qué me decís? ¿Alguna tiene el mismo propósito? Si os parece, os animo a hacer el ejercicio juntas con el hashtag #máscreatividadmenosropa y mencionando mi cuenta @tairedondo. Espero que os animéis conmigo y ¡que tengáis un feliz 2018!

DSC_0014 DSC_0025 2 DSC_0213 DSC_0235 DSC_0177 DSC_0187 DSC_0289 DSC_0089 DSC_0484 DSC_0308 DSC_0293 DSC_0341 DSC_0416 DSC_0337 DSC_0453 DSC_0336 DSC_0234 DSC_0087 DSC_0168 DSC_0018

Pendientes Stradivarius , jersey Uterqüe (de esta temporada pero agotado), falda tutu Naf Naf, bolso Ted Baker, medias Calzedonia, zapato salón Naf Naf