Y TÚ, ¿YA TIENES UNOS MOM FIT?

Con la de temporadas que hace que se llevan los mom fit y yo hasta hace unos días no he conseguido meterme en unos que me quedaran decentes. Este tipo de pantalón, rescatado de los 90’, de tiro alto y ajustado a la cintura; me parece una prenda ideal para ampliar el repertorio y descansar de vez en cuando de unos skinny, pero lo cierto es que es una prenda un tanto complicada que no siempre favorece. Aporta volumen, alarga el trasero (lo aplana) y disminuye la estatura; ¡señoras quién da más! Aún así una que es terca y un tanto obsesiva, no he parado hasta dar con ellos.

Si eres alta y con las piernas delgadas tienes más puntos para conseguir unos que te favorezcan, aunque si tienes el trasero pequeñito, puede que no te terminen de convencer. Si tienes la cadera voluminosa, con ellos la verás más potenciada; y si eres bajita, difícilmente crecerás ópticamente unos centímetros, sino todo lo contrario.

Seas como seas te recomiendo que los uses siempre con prendas superiores que puedas meter por dentro o prendas cortas tipo cropped para que se vea el contorno de la cintura. Además, asegúrate de que los tobillos quedan al descubierto, no es un pantalón pensado para ir largo ¡con el bajo doblado quedan genial!

Si eres bajita y con curvas procura usar tu talla, no te pases porque si ya de por sí aportan volumen horizontalmente, una talla más ni te cuento. Combínalos con un zapato con un poco de tacón para estilizar la pierna (si te atreves, lo mejor es un taconazo) y llévalo con partes superiores que compensen: una buena opción es usar tops con volantes o trabillas en la zona de los hombros para equilibrar la silueta.

Si eres alta y de formas más rectas puedes usar una talla más de la tuya habitual, pero ten cuidado con la parte de atrás, que no te haga muchas arrugas o bolsas. Un truco; si quieres que tu trasero se vea más redondo, elige unos pantalones con unos bolsillos colocados estratégicamente. En tu caso, puedes usarlos con zapato plano, seguro que no te importa que te acorte un pelín 😉

Yo no hace mucho que los tengo y debo decir que los uso muy a gusto, sólo tengo que asegurarme de elegir el top correcto. Ah, algo que tienen muy bueno es que recogen perfectamente la zona de la cintura (ya me entendéis, ¡¿no?!).

¿Qué os parece el look? ¿Cómo combináis vuestros mom fit?

DSC_0048DSC_0044 DSC_0127 DSC_0122 DSC_0104 DSC_0142 DSC_0212 DSC_0222DSC_0215 DSC_0235 DSC_0229DSC_0239Abrigo Zara, camisa volante Pull&Bear, mom jeans Stradivarius, bailarina con tacón Stradivarius, bolso Louis Vuitton, anillo Sfera

4 Comments
  • A gusto en casa

    8 abril, 2017at14:53 Responder

    Buenas tardes, Tai: Está claro por qué tú te dedicas a la asesoría de imagen y yo no… ¡ni idea de que existían ese tipo de pantalones! A mí me gustan mucho de tiro alto porque me encuentro muy cómoda… ¡con lo que he lucido yo la cintura con los de talle bajo! A estas alturas de mi vida me parece algo impensable jejeje. Muy buenas explicaciones! Un besazo!

    • Tai Redondo

      12 abril, 2017at07:49 Responder

      Buenos días, Isa! Lo bueno es que ahora se llevan todo tipo de pantalones, y en las tiendas podemos encontrar de tiro alto, bajo, skinny, boot cut, mom fit, boyfriend… el nombre es lo de menos, lo mejor es que tengamos la opción de dar con aquellos que mejor se adapten a nuestra silueta. En cuanto a lo de enseñar la cintura, me pasa lo mismo que a ti, después de tener a Chloe ni me lo planteo, antes no me importaba, ahora ni loca, pero para eso están unos high waist o unos mom fit, para dejarlo todo en su sitio ;). Un besazo!

  • Pingback:Tai Redondo | RELAX

    15 septiembre, 2017at11:11 Responder

Post a Reply to A gusto en casa Cancel Reply